DESTELLO TRECE

Descargar

Destello Trece

Éste, el Destello Trece, explica el significado de

اَعُوذُ بِاللّٰهِ مِنَ الشَّيْطَانِ الرَّج۪يمﭭ  .

وَقُلْ رَبِّ اَعُوذُ بِكَ مِنْ هَمَزَاتِ الشَّيَاط۪ـينﭭ ﱳ وَ اَعُوذُ بِكَ رَبِّ اَنْ يَحْضُرُونِ

[Éste es sobre buscar refugio en Allah de Satanás. Se escribirán trece indicaciones. Algunas de ellas se han explicado y demostrado en varios lugares en la Palabra Veintiséis y otras partes de Risale-i Nur, entonces aquí se tratará sólo brevemente.]

PRIMERA INDICACIÓN

            Pregunta: A pesar de que los demonios no interfieren en el universo de ninguna manera con respecto a la creación; y a través de Su misericordia y favor, Allah Todopoderoso toma la parte de la gente veraz; y las bellezas atrayentes y las virtudes de la verdad y de la realidad se fortalecen y alientan a la gente veraz y la fealdad repulsiva del extravío revuelve a los extraviados; ¿cuál es la razón por la que el partido de Satanás muy frecuentemente obtiene la mano más alta? ¿Cuál es la sabiduría en qué la gente veraz siempre busque refugio en Allah del mal de Satanás?

La Respuesta: La sabiduría y el propósito es este: para la mayoría, el extravío y el mal son negativos, destructivos y pertenecen a la inexistencia. Mientras en la gran mayoría de los casos, la guía y el bien son positivos, constructivos, reparadores y pertenecen a la existencia. Todos saben que una persona puede destruir en un día un edificio construido por veinte personas en veinte días. Sí, una persona continúa viviendo debido a la existencia de todos los miembros básicos y las condiciones de la vida, aunque pertenece al poder del Creador Glorioso; aún así, al cortar un miembro, un tirano puede hacer que la persona manifieste la muerte, que es no ser en relación a la vida. En consecuencia, el dicho “la destrucción es fácil” se ha vuelto un proverbio.

Como consecuencia, los extraviados a veces triunfan sobre la gente veraz, que son muy poderosos, con lo que en realidad es una fuerza débil. Pero la gente veraz tiene una fortaleza tan irrefutable que, cuando se refugian en ella, aquellos enemigos temibles no pueden ni acercarse; no pueden hacer nada. Si provocan algún daño temporario, según el misterio de:

وَالْعَاقِبَةُ لِلْمُتَّق۪ـينﭯ la  recompensa y las ganancias eternas compensan por el daño. Esa fortaleza duradera, ese fuerte fortificado, es la Sharía de Muhammad (PyB) y sus prácticas.

SEGUNDA INDICACIÓN

            Pregunta: La creación de los demonios, que son pura maldad, y su acoso a los creyentes, y mucha gente no cree y van al Infierno por ellos, parece ser terrible y horrendo. ¿Cómo la misericordia y la belleza del Absolutamente Bello, el Absolutamente Compasivo, el Verdaderamente Misericordioso, permite este horror infinito y esta calamidad increíble? Mucha gente ha hecho esta pregunta y se le ocurre a mucha gente.

La Respuesta: Además de las maldades menores, hay numerosos buenos propósitos universales, logros humanos y perfecciones en la existencia de Satanás. Sí, sin importar cuántos niveles son desde la semilla hasta el árbol enorme, los niveles de las habilidades alojadas en la naturaleza humana son más numerosos. Varían desde una partícula hasta el sol. Para que estas habilidades y potencialidades se desarrollen, se requiere acción, se requiere una transacción. En esa transacción, la acción del mecanismo de progreso se dispara al esforzarse. Y el esfuerzo ocurre debido a la existencia de los demonios y cosas dañinas. De otro modo, la estación del ser humano hubiera sido constante como la de los ángeles; no hubiera habido clases en la humanidad, que se parece a miles de especies. Es contrario a la sabiduría y a la justicia abandonar miles de instancias de bien para evitar un mal menor.

Por cierto, la mayoría de la gente abraza el extravío debido a Satanás, pero la importancia y el valor miran mayormente a la calidad; miran hacia la cantidad poco o nada. Si alguien tiene mil diez semillas que enterró y bajo la tierra las semillas sufren una reacción química como resultado de lo cual diez se vuelven árboles y mil se pudren, la ganancia que recibe el ser humano de las diez semillas que se han vuelto árboles por cierto, elimina la pérdida que sufre de las mil que se pudrieron. De exactamente la misma forma, a través de la lucha contra el alma maligna y los demonios, la ganancia, el honor y el valor para la humanidad obtenido por diez personas perfectas, que son como estrellas que iluminan y honran a la humanidad, ciertamente reduce a nada el daño provocado a la humanidad por los extraviados que abrazan la incredulidad, que son tan viles que se los considera alimañas. Ya que esto es así, la misericordia, sabiduría y justicia Divina han permitido la existencia de Satanás y le han permitido molestar a los seres humanos.

¡Oh, creyentes! Vuestra armadura contra estos enemigos terribles es el temor de Allah diseñado en la mesa de trabajo del Corán y vuestro escudo es la Sunna del Noble Mensajero (PyB) y vuestra arma, buscar refugio en Allah de Satanás, buscar el perdón y refugiarse en la protección Divina.

TERCERA INDICACIÓN

            Pregunta: Las grandes quejas, las masas de fuerzas y amenazas intensivas contra los extraviados en el Sabio Corán no parecen ser, para la razón, adecuadas a su elocuencia equitativa y apta, ni a su estilo congruente y moderado. Simplemente es como si lograra formar ejércitos contra una sola persona impotente. Lo amenaza por una acción menor como si hubiera cometido miles de crímenes. Le brinda una posición y se queja sobre él como si fuera un socio agresivo, a pesar de estar en bancarrota y de no tener parte de la propiedad. ¿Cuál es la razón de esto y la sabiduría en ello?

La Respuesta: La razón y el misterio para ello es esta: debido a que los demonios y aquellos que los siguen toman el camino del extravío, pueden provocar una gran destrucción con un acto pequeño y pueden violar los derechos de muchos seres y provocar mucho daño con una pequeña obra. Por ejemplo, por alguna acción pequeña o por dejar un deber pequeño, una persona que está en un gran barco mercante del rey puede ser la causa de que todos los esfuerzos de los que están empleados allí y todos los frutos de su trabajo se pierdan y sean en vano. El dueño ilustre del barco, en consecuencia, se queja y amenaza a la persona rebelde de manera increíble por todos sus súbditos que están conectados al barco. Y le inflige un terrible castigo, considerando no su acto insignificante sino por sus terribles resultados, no en su nombre sino en el de los derechos de sus súbditos.

De exactamente la misma manera, por sus errores y rebeliones aparentemente insignificantes, los extraviados, el partido de Satanás, que están en el barco de la tierra junto con la gente bien guiada, transgreden contra los derechos de numerosos seres y anulan los resultados de sus deberes elevados. Las amenazas grandes y quejas temibles del Monarca de la Eternidad sobre ellos, en consecuencia, y Su movilización de las fuerzas contra sus destrucciones son pura sabiduría dentro de la elocuencia perfecta y son muy aptas y apropiadas.

Es en conformidad con los requisitos de la situación, que es la definición de la elocuencia y su base. Y es libre de exageración que es un desperdicio de palabras.

Es claro que la persona será desdichada si no se refugia en una fortaleza segura frente a los enemigos terribles que siembran mucha destrucción con poca acción. ¡Oh, creyentes! Esa fortaleza de acero tan celestial es el Corán. ¡Entren allí y se salvarán!

CUARTA INDICACIÓN

Los investigadores académicos y la gente iluminada han acordado que la inexistencia es pura maldad y la existencia es pura bondad. Sí, en la gran mayoría de los casos, el bien, las virtudes y las perfecciones se basan en la existencia y están relacionadas a ella. Incluso si son superficialmente negativas, su base está en la existencia y pertenece a ella. Mientras que la base y la levadura de todo lo horrible, como el extravío, el mal, las calamidades y los pecados, es la inexistencia y la negación. Su maldad y horror surgen de la inexistencia. Incluso si aparentemente son positivos y pertenecen a la existencia, esencialmente son inexistencia y negación.

También, observadamente, la existencia de algo como un edificio se nota a través de la existencia de todas sus partes. Mientras que la destrucción, la inexistencia y la aniquilación ocurren a través del no ser de una de sus partes principales. Además, la existencia requiere una causa existente, se basa en una causa que tiene una realidad real. Mientras que la inexistencia puede basarse en cosas que pertenecen a la inexistencia. Esas cosas pueden ser la causa de algo inexistente. Como consecuencia de estas dos reglas, a pesar de la destrucción increíble en el universo de los demonios entre los genios y los seres humanos y las variedades de incredulidad, extravío, mal y destrucción que perpetran, no interfieren ni en una pizca de la creación ni tienen ninguna parte en la soberanía Divina. Además, no realizan esos actos a través de cualquier poder o fuerza; perpetran muchas de las cosas que hacen no por poder y acción sino a través de la negligencia y de abstenerse de la acción. Comenten maldades al no permitir que se haga el bien, es decir, se vuelven malos. Porque ya que la maldad es un tipo de destrucción, sus causas no tienen que ser un poder existente y una creatividad activa. Por cierto, la destrucción vasta hace estragos debido a una materia inexistente o una condición que se anula. Es debido a que los zoroastrianos no desarrollaron este misterio que creyeron que había un creador del bien en el universo, llamado Yazdan, y un creador del mal, llamado Ahriman. Sin embargo, el dios imaginario del mal que ellos llamaban Ahriman era Satanás, que causa el mal a través del poder de elección y el poder de actuar, que no tiene habilidad de crear.

¡Oh, creyentes! Vuestra arma más efectiva y vuestro equipamiento para las reparaciones frente a esta destrucción increíble de Satanás es buscar el perdón de Allah y refugiarse en Allah declarando: “Busco refugio en Allah”. Y vuestra fortaleza es la Sunna del Profeta (PyB).

QUINTA INDICACIÓN

En las escrituras reveladas, Allah Todopoderoso señala a la humanidad grandes recompensas como el Paraíso y castigos terribles como el Infierno y Él da guía, muchos mandamientos y recordatorios, amenazas y aliento. Pero, a pesar de haber tantos medios para guiar a los creyentes hacia el camino recto, son derrotados frente a las artimañas débiles, sin recompensa y repelentes del partido de Satanás. En una ocasión, esto me provocó mucho pensamiento. ¿Cómo es que, me pregunté, que a pesar de creer, ellos desestiman las amenazas severas de Allah Todopoderoso? ¿Cómo no pierden su fe? Se dejan llevar por las artimañas débiles de Satanás y se rebelan contra Allah, a pesar de que, según el misterio de: اِنَّ كَيْدَ الشَّيْطَانِ كَانَ ضَع۪يفًا Algunos de mis propios amigos, incluso, a pesar de que sinceramente afirmaron las enseñanzas sobre la realidad que habían oído de mí cien veces y tenían una excesivamente buena opinión de mí y se relacionaban conmigo, se dejaron llevar por los halagos trillados e hipócritas de una persona corrupta y tomaron una posición a favor de ella en mi contra. ¡Fesübhanallah! exclamé, “¿Cómo puede una persona caer tan bajo? Qué traidor que fue”. Lo calumnié y cometí un pecado.

Más tarde, la verdad explicada en las Indicaciones anteriores se volvió clara e iluminó muchos puntos oscuros. Gracias a Allah, a través de su luz comprendí que los alientos y estímulos poderosos del Sabio Corán están completamente en su lugar y que los creyentes son engañados por las artimañas satánicas no debido a la falta ni a la debilidad de la fe. Comprendí también que alguien que comete pecados graves no entra en incredulidad y que los mutazilíes y algunas sectas jariyitas están equivocadas al declarar: “La persona que comete un pecado grave se vuelve un incrédulo o bien está entre la fe y la incredulidad”, y que ese desafortunado amigo mío que sacrificó cien lecciones de realidad para ganar las atenciones de un sinvergüenza no era humillación despreciable y degeneración temible como yo pensé; agradecí a Allah Todopoderoso y me salvé de ese abismo. Porque como dije antes, Satanás empuja al ser humano a los peligros serios por algún asunto insignificante que en realidad carece de existencia. Además, el alma maligna del ser humano siempre escucha a Satanás; y sus poderes de enojo y de apetitos animales son como receptores y transmisores de los susurros de Satanás.

Es como consecuencia de esto que los nombres de Allah Todopoderoso de Perdonador y Compasivo se vuelven hacia los creyentes con una manifestación máxima y Él señala en el Sabio Corán que el regalo más grande que Él otorga sobre los profetas es el perdón y Él los llama para que busquen el perdón. Repitiendo las palabras benditas

بِسْمﭭ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّح۪يمﭭ al comienzo de cada Sura y ordenando que se reciten al comienzo de todas las buenas obras, Él muestra que Su misericordia abarcativa abraza el universo y es una fortaleza y un lugar de refugio. Y con la orden فَاسْتَعِذْ,Él hace un escudo de la fraseاَعُوذُ بِاللّٰهِ مِنَ الشَّيْطَانِ الرَّج۪يمﭭ.

SEXTA INDICACIÓN

Una de las artimañas más peligrosas de Satanás es esta: él hace que algunas personas sensibles e ingenuas se confundan imaginar la incredulidad con afirmarla. También conjura en sus imaginaciones pensamientos horribles sobre individuos y cosas sagradas. Él muestra también cosas que son esencialmente posibles junto con aquellas que son razonablemente posibles, así haciendo que aquellas cosas parezcan oponerse sin dudas a la certeza de la fe. Entonces la desdichada persona sensible cree que ha caído en el extravío y la incredulidad y que su certeza de la fe se ha perdido; cae en desesperación y se vuelve el juguete de Satanás. Satanás trabaja con su desesperación, con esa vena débil suya y su confusión, para que se vuelva loco o exclamando: “Todo está perdido”, abrace el extravío. Hemos explicado en algunas partes de Risale-i Nur qué infundadas son estas artimañas diabólicas, entonces aquí las trataremos sólo brevemente como sigue:

Tal como la imagen de una serpiente en un espejo no puede morder, ni la similitud del fuego quemar, ni el reflejo de la suciedad ensuciar; así tampoco los reflejos de la incredulidad y de asociar copartícipes con Allah no puede corromper la fe ni las sombras del extravío ni las imaginaciones de abuso horrible ni las palabras del espejo de la imaginación o del pensamiento cambiar la fe, ni dañar la cortesía respetuosa. Porque la reconocida regla dice: “Imaginar el abuso no es abuso, imaginar la incredulidad no es incredulidad y concebir el extravío no es extravío”.

En cuanto al asunto de dudas en la fe, las posibilidades de que sean esencialmente posibles no opacan la certeza de la fe y no la dañan. Una de las reglas establecidas de la ciencia de los principios de la religión es:

اِنَّ الْاِمْكَانَ الذَّاتِىَّ لَا يُنَاﯺﰆ الْيَق۪ـينﭯ الْعِلْمِىَّ   Por ejemplo, tenemos la certeza de que el Lago de Barla está en su lugar y consiste de agua. Es, sin embargo, esencialmente posible que en este momento el lago se hundiera en el suelo. Está dentro de los límites de la posibilidad de que se pudiera hundir. Pero ya que no hay nada que indique esa posibilidad, no es una posibilidad razonable ni una causa de duda. Porque otra regla establecida de los principios de la religión es:لَا عِبْرَةَ ِللْاِحْتِمَاـلِـ غَيْرِ النَّاشِئِ عَنْ دَل۪يلٍ  Es decir, una posibilidad esencial que no se apoya con ninguna indicación no puede considerarse como una posibilidad razonable y así provocar dudas y tener importancia.

Por lo tanto, la persona desafortunada que se expone a aquellos susurros satánicos cree que debido a las posibilidades esenciales, ha perdido su fe certera en las verdades de la fe. Por ejemplo, numerosas posibilidades esenciales sobre los aspectos humanos del Noble Mensajero (PyB) pueden ocurrirle que no le provoquen daño a su fe firme, pero imagina que sí lo han hecho y entonces sufre daño.

También, a veces Satanás sugiere cosas malas sobre Allah Todopoderoso en forma de susurros en el corazón. La persona tiembla, creyendo que su corazón está corrupto y por eso dice esas cosas. Pero su temor, su temblor y su falta de consentimiento demuestran que aquellas palabras no vinieron de su corazón; más bien vinieron de los susurros satánicos y Satanás los impartió y los hizo imaginar.

También, entre las facultades sutiles del ser humano hay una o dos que no he sido capaz de especificar; no prestan atención a la voluntad y al poder de elección y probablemente no debería ser considerado responsable. A veces gobiernan, no escuchan la verdad y se inclinan hacia el mal. Entonces Satanás le susurra a una persona: “No eres capaz de alcanzar la realidad y la fe, entonces involuntariamente haces cosas falsas. Eso significa que tu destino te ha condenado a la perdición”. La persona desdichada cae en desesperación y está arruinada.

La fortaleza del creyente frente a las artimañas de Satanás que mencionamos son las verdades de la fe y son asuntos incuestionables del Corán, cuyos límites se han definido por los principios de los eruditos purificados exigentes. Y frente a estas artimañas, la fortaleza del creyente es buscar refugio en Allah y no darles importancia. Porque cuanta más importancia se les da, más se atrae la atención hacia ellas y crecen y se hinchan. El antídoto del creyente y el remedio para esas heridas espirituales es adherir a la Sunna del Profeta (PyB).

SÉPTIMA INDICACIÓN

            Pregunta: Las autoridades mutazilíes consideraban que la creación del mal era una maldad y, en consecuencia, no atribuían la creación de la incredulidad y del extravío a Allah, como si al hacerlo Lo estuvieran exonerando. Entran en el extravío diciendo: “El ser humano crea sus propias acciones”. También dicen: “Un creyente que comete un pecado grave pierde su fe, porque creer en Allah y afirmar el Infierno es incompatible con actos como esos. Por temor a una sentencia menor en prisión en este mundo, una persona se refrena de actuar contrario a la ley, entonces si comete pecados serios, que infiere desconsideración de la ira Divina, por cierto señala su falta de fe”.

La Respuesta a la primera parte de la pregunta: como se aclaró en el tratado sobre el decreto divino, la creación del mal no es una maldad; es hacer el mal que es una maldad. Porque la creación y traer a la existencia miran hacia todos los resultados. Ya que la existencia de un mal es preliminar a numerosos buenos resultados, por virtud de aquellos resultados, la creación de ese mal se vuelve buena y es como un bien. Por ejemplo, el fuego tiene cien buenos resultados, pero debido a que usan mal sus voluntades, la gente hace que el fuego sea un mal para ellos, no pueden decir que la creación del fuego es una maldad. De la misma manera, la creación de los demonios tiene numerosos resultados sabios como el progreso humano; entonces si una persona es derrotada por Satanás debido al mal uso de su voluntad y por cometer falsedades, no puede decir que la creación de Satanás es mala porque él se provocó un mal a sí mismo al cometer un mal.

Sí, ya que hacer el mal es una relación particular, tiene un resultado malo en particular y eso se vuelve un mal. Pero ya que la creación mira hacia todos los resultados, la creación del mal no es una maldad; es un bien. Los mutazilíes no comprendieron este misterio, entonces dijeron: “La creación del mal es una maldad y la creación de lo malo es malo”. Y para exonerar a Allah Todopoderoso de toda falla, no Le adjudicaron la creación del mal a Él; cayeron en extravío, interpretando erróneamente el pilar de la fe “la fe en el decreto divino, tanto lo bueno como lo malo, son de Allah”.

La Respuesta a la segunda parte de la pregunta “¿Cómo puede alguien que comete pecados graves seguir siendo un creyente?: Primero, su error se puede entender claramente de las Indicaciones anteriores, entonces no hay necesidad de repetirlo. Segundo, el alma maligna del ser humano prefiere un gramo de placer actual e inmediato a una tonelada de placer pospuesto y oculto; similarmente, se encoge por el temor de una bofetada inmediata más que por el tormento de un año en el futuro. Además, si las emociones dominan a la persona, no presta atención a la mente. Los deseos y las falsas ilusiones lo gobiernan y prefiere el placer actuar más mínimo y trivial a la recompensa enorme del futuro y se encoge por una angustia actual menor más que por algún tormento terrible pospuesto. Porque los deseos, las ilusiones y las emociones no ven el futuro, por cierto, lo niegan. Y si el alma maligna los asiste, el corazón, que es el asiento de la fe y, la mente, se quedan en silencio y son derrotados. En cuyo caso, cometer pecados graves no surgen de la falta de fe sino de la derrota del corazón y la mente por las emociones predominantes, deseos e ilusiones.

Además, como se entiende de las Indicaciones mencionadas, ya que el camino de las pasiones y del mal es a través de la destrucción, son extremadamente fáciles. Los demonios entre los genios y los seres humanos rápidamente conducen a la gente hacia ese camino. Es una situación sorprendente porque, según un Hadiz, debido a ser eterna, una luz del tamaño de un ala de una mosca del Mundo de la Eternidad es comparable al placer y las bendiciones que una persona recibe en toda su vida en este mundo, aún así, siguiendo a Satanás, algunos desafortunados prefieren los placeres de este mundo efímero, que son una mera ala de una mosca en comparación con los placeres de ese mundo eterno, que son merecedores de todo este mundo.

Es por estos misterios que el Sabio Corán repetida e insistentemente, con alientos y amenazas refrena a los creyentes del pecado y los exhorta a hacer el bien.

Una vez, esta guía severa y repetida del Sabio Corán me dio la idea de que estas advertencias y estos recordatorios continuos implican que los creyentes sean inconstantes y con fallas. Sugieren una situación inconsistente con la integridad del ser humano. Porque a pesar de una sola orden de su superior es suficiente para exigir la obediencia de un oficial, si el superior repite la misma orden diez veces, el oficial se ofenderá seriamente. Dirá: “Me estás insultando. No soy desleal”. Sin embargo, el Sabio Corán insistentemente repite la misma orden a los creyentes más sinceros.

En el momento en que me intrigaba esta idea, tuve dos o tres amigos leales. Frecuentemente solía advertirles y recordarles para que no se engañen con las artimañas de los seres humanos satánicos. No se ofendieron conmigo ni dijeron que los estaba insultando. Sin embargo, solía decirme a mí mismo que yo los estaba ofendiendo con estas amonestaciones continuas y que los estaba acusando de deslealtad e inconstancia. Después, de repente la verdad explicada y demostrada en las Indicaciones mencionadas se aclaró. Comprendí que las repeticiones insistentes del Sabio Corán eran aptas y exactamente como lo requiere por la situación y sabias, no excesivas ni acusadoras; fueron pura sabiduría y pura elocuencia. Comprendí también la razón por la que aquellos amigos leales no se ofendieron. Un resumen de la verdad es esta:

Ya que los demonios provocan a la gente con respecto a la destrucción, cometen mucho mal con pocas acciones. La gente que toma el camino de la verdad y la guía, en consecuencia, necesita muchos avisos, mucho cuidado, repetidas advertencias y varias ayudas. Por esta razón Allah Todopoderoso ofrece ayuda a los creyentes a través de Sus mil y un nombres por medio de aquellas repeticiones y estira miles de manos compasivas para ayudarlos. No ofende su integridad sino que la confirma. No menosprecia al ser humano sino que muestra que el mal de Satanás es grande.

¡Oh, gente veraz y gente bien guiada! El camino para salvarse de las artimañas mencionadas anteriormente de los genios y seres humanos satánicos es este: hagan de vuestro cuartel general la escuela de la gente veraz, los sunitas; entren a la fortaleza de los asuntos indiscutibles del Corán de Milagrosa Exposición; y toma la Sunna del Profeta (PyB) como vuestra guía; ¡encuentren la seguridad y la salvación!

OCTAVA INDICACIÓN

            Pregunta: Usted ha demostrado en las Indicaciones mencionadas que el camino del extravío es fácil y es destrucción y agresión como para que muchos lo tomen. Mientras que en otras partes de Risale-i Nur ha demostrado fehacientemente que el camino de la incredulidad y del extravío es tan lleno de dificultades y problemas que nadie debería tomarlo; que no es posible seguirlo. Y usted ha mostrado que el camino de la fe y de la guía es tan fácil y claro que todos deberían tomarlo.

La Respuesta: Hay dos tipos de incredulidad y extravío. Uno que pertenece a las acciones y a los asuntos secundarios y también es negación y rechazo de los mandamientos de la fe. Este tipo de extravío es fácil. Es la no aceptación de la verdad, una abdicación, la inexistencia y la ausencia de aceptación. En Risale-i Nur este tipo se ha mostrado que es fácil.

En cuanto al segundo tipo, pertenece no a las acciones y asuntos secundarios sino que es un juicio de la mente y pertenece a la fe. No sólo niega la fe sino que abre camino a lo que es opuesto a la fe. Es la aceptación de lo que es falso e inválido, la prueba de lo reverso a la verdad. Esto no es sólo la negación y refutación de la fe, es su opuesto. No es la no aceptación como para que sea fácil sino que es la aceptación del no ser y sólo se puede aceptar al demostrar la inexistencia. Según la regla de “La inexistencia no se puede demostrar”, por cierto no es fácil demostrarlo.

Así, la incredulidad y el extravío de este tipo, mostrado en otras partes de Risale-i Nur, son tan difíciles y problemáticos como imposibles. Cualquiera con incluso una pizca de inteligencia no tomaría este camino. Además, como se ha demostrado, imparte angustias tan dolorosas y oscuridad tan sofocante que cualquiera que sea razonable al grado más mínimo no lo seguiría.

Si se pregunta: ¿Por qué mucha gente lo toma, viendo que es tan doloroso, oscuro y difícil?

La Respuesta: Han caído en él y no se lo pueden sacar  por sí mismos. Y porque las facultades animales y vegetales del ser humano no ven las consecuencias y no piensan en ellos y vienen a dominar las facultades sutiles del ser humano, esa gente no quiere sacárselo por sí misma, entonces se consuela con el placer inmediato y temporario.

Pregunta: Ya que el extravío hace surgir un sufrimiento y un temor tan terrible, el incrédulo no debería ser capaz de vivir, mucho menos de recibir placer de la vida. Debería ser aplastado por el dolor y estar absolutamente aterrado. Porque a pesar de que por su humanidad él desea innumerables cosas y ama la vida, por su incredulidad, constantemente ve a la muerte que lo confronta como una extinción y separación eterna, y el paso de los seres, las muertes de sus amigos y de aquellos a quienes ama, como una aniquilación y una partida eterna, entonces ¿cómo puede vivir una persona así? ¿Cómo puede recibir placer de la vida?

La Respuesta: Se engaña a sí mismo a través de una sofistería extraordinaria de Satanás y vive. Cree que recibe un placer superficial. Aludiremos a la verdadera naturaleza de esto con una comparación conocida.

Se narra que le dijeron al avestruz: “¡Tú tienes alas, entonces vuela!” Pero desplegó sus alas y dijo: “Soy un camello”, y no voló. Entonces cayó en la trampa del cazador y queriendo que el cazador no lo vea, metió su cabeza en la arena. Sin embargo, dejó su enorme cuerpo expuesto, como presa para el cazador. Más tarde le dijeron: “Tú dices que eres un camello, entonces deberías llevar cargas”. Por lo que abrió sus alas y declaró: “Soy un ave”, y entonces se salvó de la dificultad de la carga. Pero entonces no tenía ni quien lo proteja ni alimento y fue perseguido por los cazadores.

De exactamente la misma manera, el incrédulo renunció a la incredulidad absoluta frente a las proclamaciones celestiales del Corán y cayó en escepticismo. Si le preguntan: “Tú piensas que la muerte es una extinción eterna. ¿Cómo puede una persona vivir cuando él perpetuamente ve ante sí la horca en la cual lo van a colgar? ¿Cómo puede sentir placer? Gracias a la porción que ha recibido de la misericordia universal y de la luz abarcativa del Corán, la persona responde: “La muerte no significa irse a la nada: tal vez hay vida después de la muerte”. ¡O bien hunde su cabeza en la arena de la negligencia como el avestruz para que la hora señalada no lo encuentre y la tumba no lo observe y la fugacidad de las cosas no deje volar sus flechas contra él!

En Breve: Cuando, como el avestruz, el incrédulo mira hacia la muerte y el declive como extinción, su escepticismo lo hace considerar como posible las noticias certeras del Corán y las escrituras reveladas en relación a la fe en el Más Allá le ofrecen una posibilidad. Capta la posibilidad y no sufre ese dolor espantoso. Si después le dicen: “Ya que se irá a un reino eterno, para tener una buena vida allí, aquí uno tiene que soportar las dificultades de realizar las obligaciones religiosas”, su escepticismo lo conduce a responder: “Tal vez no hay un mundo así, entonces ¿por qué debería trabajar para algo que no existe?” Es decir, se salva del dolor de la nada eterna por la posibilidad de la inmortalidad brindada por el decreto del Corán y, aferrándose a la posibilidad de la incredulidad, se salvó de la dificultad de las obligaciones religiosas por la posibilidad de la inexistencia brindada por su escepticismo. Es decir, desde este punto de vista, cree que recibe más placer de esta vida que los creyentes, porque debido a la posibilidad otorgada por la incredulidad se salva de la dificultad de las obligaciones religiosas y debido a la posibilidad otorgada por la fe, no se expone a los dolores eternos. Sin embargo, esa sofistería satánica es extremadamente superficial, temporaria y sin beneficio.

Así, el Sabio Corán produce un tipo de manifestación de misericordia para los incrédulos también, que en cierta forma salva sus vidas en este mundo de ser un Infierno; los induce a dudar y así viven en la duda. De lo contrario, al recordar el Infierno del Más Allá, hubieran sufrido los tormentos de un tipo de Infierno en este mundo también y hubieran estado obligados a cometer suicidio.

¡Oh, creyentes! Totalmente confiados en vuestra fe, entren bajo la protección del Corán, que los salvará de la extinción eterna y de los infiernos de este mundo y del Más Allá. Con sumisión y agradecimiento, quédense dentro de los límites de la Sunna del Profeta (PyB) y así ¡se salvarán de la miseria de este mundo y del tormento del Más Allá!

NOVENA INDICACIÓN

            Pregunta: ¿Por qué es que la gente bien guiada, primero los profetas, que es del partido de Allah, frecuentemente es derrotada por los extraviados, que son del partido de Satanás, a pesar de que la Gloria del Mundo (PyB) está a su cabeza y de recibir tanta misericordia y asistencia Divina y tantos favores? ¿Cuál es la razón por que la los embusteros de Medina insistieran en el extravío y no abrazaran la guía, a pesar de estar cerca de la profecía como un sol y del Mensajero y Sello de los Profetas (PyB) y de las verdades coránicas, que son más cautivantes que las leyes de atracción universal?

La Respuesta: Para resolver las dos partes de esta pregunta increíble, un principio profundo debe explicarse. Es así:

El Creador Glorioso del universo tiene dos tipos de nombres, los que pertenecen a Su gloria y los que pertenecen a Su belleza. Ya que los nombres requieren que se demuestre sus decretos a través de las distintas manifestaciones, el Glorioso Creador mezcló los opuestos en el universo. Trayéndolos cara a cara, les dio posiciones agresivas y defensivas en forma de competencia sabia y beneficiosa. Haciendo que los opuestos trasgredan los límites entre sí, Él hizo surgir el conflicto y el cambio e hizo del universo el sujeto de la ley del cambio y de la transformación y, los principios del progreso y el ascenso. En la humanidad, el fruto abarcativo del árbol de la creación, le dio a la ley de la competencia una forma incluso más extraña y, abriendo la puerta de la lucha, que sería el medio para todo el progreso humano, Él le dio al partido de Satanás algunas facultades con las que desafiar al partido de Allah.

Es por este misterio sutil que los profetas frecuentemente fueron derrotados por los extraviados. Y los extraviados, que son extremadamente débiles e impotentes, temporariamente triunfan sobre la gente veraz, que en realidad es extremadamente fuerte, y lucha contra ellos. La sabiduría en esta oposición extraña es como sigue: El extravío y la incredulidad comprenden tanto la inexistencia como la omisión, de modo que son extremadamente fáciles y no requieren acción. También hacen surgir la destrucción, que también es muy fácil y poca acción es suficiente. Además son la fuente de la agresión, que puede provocar mucho daño a muchos con poca acción y al intimidar a otros con respecto a negar la Divinidad, hacen ganar un rango para ellos. También hay libertad, satisfacción y deleite en de las facultades vegetales y animales, que son ciegos a las consecuencias y están obsesionados con el placer actual, e induce a facultades sutiles como el corazón y la razón renuncian a sus deberes humanos y con visión de futuro.

Sin embargo, el camino sagrado del Noble Mensajero (PyB), el Amado del Sustentador de Todos los Mundos, de la gente de la profecía y de la gente bien guiada, pertenece a la existencia, está firmemente establecido, es constructivo y se basa en los principios importantes de acción, moderación, prudencia, previsión, adoración y aplastar la dominación e independencia del alma maligna. Es por esto que los embusteros de la época del Profeta (PyB) en Medina cerraron sus ojos a ese sol refulgente como los murciélagos y, rindiéndose a la fuerza satánica de la repulsión frente a esa enorme atracción, permanecieron en el extravío.

Si se dice: El Noble Mensajero (PyB) es el Amado del Sustentador de Todos los Mundos; y sostenía la verdad en su mano y dijo la verdad con su lengua; y entre los soldados de su ejército había ángeles; y dio de beber a todo un ejército con un puñado de agua; y brindó una fiesta para mil personas con cuatro puñados de trigo y la carne de un cabrito; e hizo que el ejército de los incrédulos huyera al tirarles un puñado de polvo que entró en todos sus ojos; entonces ¿cómo fue derrotado el comandante Divino que realizó mil milagros similares a estos al final de Uhud y al comienzo de Hunayn?

La Respuesta: El Noble Mensajero de Allah (PyB) fue enviado a la humanidad como un guía ejemplar y un líder para que los seres humanos pudieran aprender de él las reglas de la vida social y personal, se acostumbraran a obedecer las leyes del Omnisciente de Perfección y actuaran según los principios de Su sabiduría. Si el Mensajero (PyB) siempre se hubiera apoyado en maravillas y milagros de su vida social y personal, no hubiese podido ser un guía absoluto ni el líder más grande.

En consecuencia, él mostró milagros de vez en cuando, como respuesta a las necesidades, solamente para afirmar su profecía y para anular la negación de los incrédulos. En otras ocasiones él obedecía las órdenes Divinas más que nadie y más que nadie actuaba en conformidad con las leyes Divinas de la creación, establecidas a través de su sabiduría y voluntad Divina, y se sometía a ellas. Solía vestir una armadura cuando enfrentaba al enemigo y les ordenaba a sus tropas que entraran en sus trincheras. Él recibió heridas y sufrió dificultades. De esta manera obedecía y observaba al pie de la letra las leyes de la sabiduría Divina y la Gran Sharía de la Creación.

DÉCIMA INDICACIÓN

Una de las artimañas más importantes de Satanás es hacer que aquellos que lo siguen, lo nieguen. Ya que en la actualidad las personas cuyas mentes se han manchado por la filosofía materialista en particular han dudado en este asunto evidente, diremos una o dos cosas frente a esta artimaña de Satanás. Son como sigue:

Entre los seres humanos se puede observar que existen espíritus malignos corpóreos que realizan las funciones de Satanás. También es cierto en el mismo grado que existen espíritus malignos sin cuerpos entre los genios. Si se vistieran con cuerpos físicos, serían lo mismo que aquellos seres humanos malignos. También, si esos espíritus malignos en forma humana fueran capaces de dejar a un lado sus cuerpos, serían esos genios demonios. Por cierto, como consecuencia de esta terrible relación, una escuela desviada pronunció: “Después de que han muerto, los espíritus excesivamente malignos en forma humana se vuelven demonios”.

Es sabido que cuando algo de alta calidad se corrompe se vuelve más corrupto que algo de menor calidad. Por ejemplo, si el yogurt y la leche se ponen feos aún se pueden comer, pero si el aceite se pone feo se vuelve incomible e incluso venenoso. Similarmente, si el más noble, por cierto el más honrado y elevado de los seres, el ser humano, se corrompe, se vuelve más corrupto que un animal depravado. Como las alimañas que disfrutan del hedor de la materia putrefacta y las serpientes que sienten placer al morder y envenenar, sienten orgullo y placer por los malos y la inmoralidad perversa del pantano del extravío, gratificándose con los daños y crímenes de la oscuridad de hacer el mal; simplemente adoptan la naturaleza de Satanás. Sí, una evidencia decisiva de la existencia de los demonios entre los genios es la existencia de los demonios humanos.

Segundo: Todas las cientos de evidencias decisivas que demuestran la existencia de los ángeles y de los seres con espíritus en la Palabra Veintinueve demuestran también la existencia de demonios. Referimos este aspecto a esa Palabra.

Tercero: La existencia de ángeles, los representantes y supervisores de las leyes de los buenos asuntos del universo se establece y se acuerda en todas las religiones. Entonces también, la existencia de los espíritus malignos y satánicos, que son los representantes y acomodadores de asuntos malignos y el medio de las leyes de esos asuntos, lo requiere la sabiduría y la realidad y es cierto. Por cierto, en los asuntos malignos, una pantalla conciente es más necesaria. Porque como se afirma al principio de la Palabra Veintidós, ya que no todos pueden ver la verdadera belleza de todo, el Creador Glorioso ha evidenciado a los intermediarios como una pantalla para los males y defectos evidentes, de modo que no se nivelen con Él, ni se acuse a Su misericordia, ni se critique Su sabiduría o se queje injustamente y para que las objeciones, críticas y quejas se dirijan hacia la pantalla y no se vuelvan hacia el Creador Generoso, el Absolutamente Sabio. Tal como Él hizo de la enfermedad una pantalla para la hora señalada de la muerte para salvar a Azrael de las quejas de Sus siervos que mueren, así también Él hizo de Azrael una pantalla para tomar los espíritus de los moribundos para que las quejas en esa situación, que se cree carente de compasión, no se dirijan a Allah Todopoderoso. E incluso más cierto, la sabiduría Divina exigía la existencia de Satanás, para que las objeciones y críticas frente a las maldades y cosas malas no se dirigieran al Creador Glorioso.

Cuarto: Tal como el ser humano es un mundo pequeño, el microcosmos, así también el mundo es un gran ser humano, el macro-Átropos. El hombre pequeño es un índice y un resumen del macro-Átropos. Los originales grandes de las muestras del ser humano necesariamente se encontrarán en el macro-Átropos. Por ejemplo, la existencia de la facultad de la memoria en el ser humano es una indicación cierta de la existencia de la Tabla Preservada en el mundo. Así también todos han experimentado en sí mismos la facultad interna situada en un rincón del corazón que es el medio de las sugerencias diabólicas y de las tentaciones, y es una lengua satánica que habla por los dictámenes de la facultad de conjeturar, y el poder corrupto de la imaginación, que se vuelve como un pequeño Satanás y actúa contrario a la voluntad de su dueño y se opone a sus deseos; estas son evidencias ciertas de la existencia de demonios grandes en el mundo. Y ya que la facultad interna que es el medio de las sugerencias diabólicas y del poder de la imaginación son un oído y una lengua, infieren la existencia de un individuo externo maligno que sopla sobre uno y hace que la otra hable.

UNDÉCIMA INDICACIÓN

El Sabio Corán afirma de manera milagrosa que el universo se enoja por el mal de los extraviados y los elementos universales se vuelven iracundos y todos los seres, furiosos. Es decir, describe los asaltos de los cielos y de la tierra con la tormenta que cayó sobre el pueblo de Noé, el enojo del elemento aire por la negación de los pueblos de ‘Ad y Thamud y la furia del mar y el elemento agua sobre el pueblo del Faraón y la ira del elemento tierra sobre Qarun y según el misterio de: تَكَادُ تَمَيَّزُ مِنَ الْغَيْظِ, la vehemencia y el enojo del Infierno contra los incrédulos en el Más Allá y la ira de los otros seres contra los incrédulos y los extraviados; de manera milagrosa y horrible refrena a los extraviados y rebeldes.

Pregunta: ¿Por qué las acciones sin importancia y los pecados personales de las personas sin importancia atraen la ira del universo de esta manera?

La Respuesta: Como se demostró en otras partes de Risale-i Nur y en las Indicaciones anteriores, la incredulidad y el extravío son agresiones y crímenes terribles que conciernes a todos los seres. Porque uno de los resultados más importantes de la creación del universo es la adoración del ser humano y que responda a la Soberanía Divina con fe y sumisión. Sin embargo, debido a la negación en la incredulidad, los incrédulos y extraviados rechazan a ese resultado supremo, que es la última razón de la existencia continua de los seres y, en consecuencia, perpetran un tipo de trasgresión contra los derechos de todos los seres. Además, ya que niegan las manifestaciones de los Nombres Divinos que son evidentes en los espejos de los seres y exaltan su valor, insultan a esos Nombres Sagrados, así como también, al degradar el valor de todos los seres, los desprecian enormemente. También, a pesar de que cada uno de los seres es un oficial Divino a cargo de una tarea elevada, por su incredulidad, los extraviados lo lanzan hacia abajo y, mostrándolo como un ser sin vida, transitorio y sin sentido, de alguna manera violan los derechos de todos ellos.

Así, ya que las variedades del extravío según su nivel afectan en mayor o menor medida la sabiduría Divina de la creación del universo y los propósitos Divinos de la existencia continua del mundo, el universo se enoja con los rebeldes y extraviados y también lo hacen todos los seres.

¡Oh, ser humano desdichado, cuya existencia y cuyo cuerpo son pequeños pero cuyo crimen y tiranía son grandes y cuyo pecado y cuya culpa, graves! Si quieres salvarte de la ira del universo, de la cólera y la aversión de los seres, aquí está el medio: entrar a los límites sagrados del Sabio Corán y seguir la Sunna del Noble Mensajero de Allah (PyB), quien es el heraldo del Corán. ¡Entonces entra en su seno y adhiere a la Sunna!

DUODÉCIMA INDICACIÓN

Ésta consiste de cuatro preguntas y respuestas.

Primera Pregunta: ¿Cómo puede ser justicia el tormento infinito y un Infierno interminable a cambio de pecados limitados en una vida limitada?

La Respuesta: Se comprendió claramente en las Indicaciones anteriores y en particular en la Undécima, que la incredulidad y el extravío constituyen un crimen infinito y son una trasgresión contra innumerables derechos.

Segunda Pregunta: Se dice en la Sharía que el Infierno es el castigo por las acciones, pero el Paraíso es un otorgamiento divino. ¿Cuál es la razón de esto?

La Respuesta: Se muestra claramente en las Indicaciones anteriores que con su facultad de voluntad sin poder crear y al hacer algo pequeño, el ser humano provoca una destrucción y males increíbles al darle forma y realidad a algo inexistente o teórico. Similarmente, ya que su alma maligna y sus apetitos siempre se inclinan hacia el mal y el daño, él es responsable por los males que ocurren como resultado de hacer algo pequeño. Porque su alma maligna los quería y al hacer los hizo surgir. Y ya que el mal pertenece a la inexistencia, el siervo es el agente y Allah Todopoderoso lo crea. Al ser el responsable del crimen infinito, ciertamente merece un castigo infinito.

Sin embargo, ya que las buenas obras y las acciones pertenecen a la existencia, la voluntad del ser humano y realizarlas no pueden ser la causa directa de su existencia. El ser humano no puede ser el verdadero agente en esos actos. También, su alma maligna no se inclina hacia las buenas obras; es la misericordia Divina que lo requiere y el poder Divino que los crea. El ser humano sólo puede reclamarlos a través de la fe, un deseo o una intención. Y habiéndolos reclamado, esas buenas obras consisten en agradecimiento por las infinitas bendiciones Divinas recibidas, como los regalos de la fe y de la existencia. Ese agradecimiento mira hacia las bendiciones del pasado mientras que el Paraíso es un otorgamiento del Más Misericordioso que, ya que lo ha prometido, será otorgado. En apariencia es una recompensa, pero en realidad es un otorgamiento. Es decir, en los males el alma maligna es la causa y merece el castigo a sí mismo, mientras que en las buenas obras, tanto la causa como la ocasión son de Allah. El ser humano sólo puede reclamarlas a través de la fe. No puede decir: “Quiero la recompensa”, sino que puede decir: “Deseo el otorgamiento Divino”.

Tercera Pregunta: Se comprende de las explicaciones anteriores que debido a que los males se multiplican por contagio y agresión, una sola obra mala se debería registrar como mil; y ya que las buenas obras pertenecen a la existencia, no se multiplican ni ocurren a través del acto creativo del siervo o de los deseos de su alma maligna; entonces, no se deberían registrar en absoluto o sólo como uno. Entonces, ¿por qué las malas obras se registran como una y las buenas obras como diez y, a veces, como miles?

La Respuesta: De esta manera, Allah Todopoderoso muestra Su misericordia perfecta y la belleza de Su compasión.

Cuarta Pregunta: Los éxitos que han alcanzado los extraviados y el poder que muestran y sus victorias sobre los bien guiados muestran que se apoyan sobre un poder y una verdad. ¿Esto significa que los bien guiados tienen alguna debilidad o que los extraviados tienen algo de verdad?

La Respuesta: Que Allah no lo permita, ni tienen ninguna verdad, ni la gente veraz tiene ninguna debilidad. Pero lamentablemente algunas de las personas comunes que son cortas de vista e irrazonables se vuelven dubitativas y vacilantes y el daño le llega a su fe. Porque dicen: Si la gente veraz  hubiera tenido absoluta verdad y realidad, no deberían haber sufrido derrotas ni humillación hasta este punto. Porque la verdad es poderosa. Según el principio fundamental de اَلْحَقُّ يَعْلُو وَلَا يُعْـﱱﲄ عَلَيْهِ, el poder yace en la verdad. Si los extraviados no hubieran tenido un poder verdadero y un punto de apoyo, no podrían haber predominado sobre la gente veraz ni triunfado hasta este punto.

La Respuesta: Como se demuestra en las Indicaciones anteriores, la derrota de la gente veraz no surge de la falta de poder ni de la ausencia de la verdad y, como también se demostró, la victoria de los extraviados no surge de su poder y capacidad ni de tener alguna fuente de apoyo. Por lo tanto, la respuesta a esta pregunta está en todas las Indicaciones anteriores; aquí sólo señalaremos algunos trucos y algunas armas que emplean, como sigue:

Yo mismo frecuentemente he observado que quienes causan daño, que son un diez por ciento, derrotan a los rectos, que son el noventa por ciento. Solía sorprenderme y me sentía curiosidad. Al investigar, comprendí por cierto que su victoria no resulta del poder sino de la corrupción, humillación, destrucción, de tomar ventaja de la controversia entre las personas veraces, de sembrar el conflicto entre ellos, de jugar con sus rasgos débiles de carácter y de injertarlos con esos rasgos, de excitar las emociones del alma maligna y del odio personal, de trabajar las capacidades del mal en la naturaleza humana que son como minas de corrupción, de adular de manera hipócrita a la tiranía del alma maligna en nombre de la fama y de la gloria, y del temor de todos de su destrucción insensible. Por medio de trucos diabólicos como éstas, ellos derrotan temporalmente a la gente veraz. Pero, según el misterio de la aleya: وَالْعَاقِبَةُ لِلْمُتَّق۪ـينﭯ y la regla de

اَلْحَقُّ يَعْلُو وَلَا يُعْـﱱﲄ عَلَيْهِ, además de no arrojar ningún beneficio significativo para ellos, su triunfo temporario conducirá a ganarse el Infierno para sí mismos y el Paraíso para la gente veraz.

Así, por estar en el extravío, los que no tienen poder parecen poderosos y los insignificantes ganan fama, toman una posición opuesta a la gente veraz. De esta manera presuntuosa, los hipócritas que buscan fama muestran su poder a pesar de que tienen poco y ganan una posición para sí mismos a través de intimidar a otros y causar daño; son vistos y la atención se centra en ellos y la destrucción de aquello que ellos provocan, no a través del poder y de la habilidad sino a través de la omisión y falla para actuar, se los atribuye y se habla de ellos. Tal como alguien obsesionado con la fama que profane un lugar de adoración para que todos hablen sobre él, incluso al mencionarlo con una maldición, la vena de querer ser famoso le hace ver esa maldición como deseable. El caso se volvió proverbial.

¡Oh, ser humano desdichado creado para el reino eterno y enamorado de este mundo efímero! Estudia detenidamente el significado de la aleya:

فَمَا بَكَــتْ عَلَيْهِمُ السَّمَٓاءُ وَالْاَرْضُ  y presta atención. Mira, ¿qué dice? Con su significado explícito dice: “Cuando los extraviados mueren, los cielos y la tierra, que están conectados con el ser humano, no llora por ellos, es decir, están complacidos con su muerte”.  Mientras que con su significado implícito, dice: “Los cielos y la tierra lloran sobre los cuerpos de la gente bien guiada cuando muere; no quieren que parta”. Porque todo el universo está conectado a los creyentes y está complacido con ellos. Porque, por su fe, ellos conocen al Creador del Universo, entonces aprecian el valor del universo, lo respetan y lo aman. No alimentan la enemistad implícita ni el desprecio por él como los extraviados.

¡Oh, ser humano, piensa! Tú, en todo caso morirás. Si sigues a tu alma maligna y a Satanás, tus vecinos, e incluso tus conocidos, estarán felices de librarse de tu maldad. Pero si diciendo: اَعُوذُ بِاللّٰهِ مِنَ الشَّيْطَانِ الرَّج۪يمﭭ, sigues al Corán y al Amado del Misericordioso (PyB), entonces según tu nivel, los cielos y la tierra y todos los seres se lamentarán por tu partida y, en significado, lloran. Estando de luto de manera elevada y dándote una espléndida despedida, indicarán que tendrás una buena bienvenida en el mundo de la eternidad según tu nivel, cuando entres a través de la puerta de la tumba.

DÉCIMO TERCERA INDICACIÓN

Ésta consiste de tres Puntos.

Primer Punto: Una de las artimañas más astutas de Satanás es engañar a la gente de mentes angostas, miradas cortas y corazones estrechos en relación a la inmensidad de las verdades de la fe. Dice: “Se dice que un solo Ser dirige y administra dentro de Su soberanía a todas las partículas y planetas, estrellas y todos los otros seres y sus estados. ¿Cómo alguien puede creer en un asunto tan inmenso y extraordinario? ¿Cómo puede estar contenido en el corazón? ¿Cómo puede la mente aceptarlo?” Despierta un sentimiento de negación con respecto a la impotencia humana.

La Respuesta: El misterio que calla esta artimaña de Satanás es “¡Allahu Ekber!”. Y su verdadera respuesta es “¡Allahu Ekber!” Sí, la razón “¡Allahu Ekber!” es la más frecuentemente repetida de todas las marcas del Islam es eliminar esta artimaña. Porque es a través de la luz de “¡Allahu Ekber!” que la impotencia y la falta de poder del ser humano, su pensamiento estrecho ven esas verdades infinitamente vastas y las afirman. Es a través de la fuerza de “¡Allahu Ekber!” que el ser humano sostiene aquellas verdades y las sitúa dentro de la esfera de “¡Allahu Ekber!” Y le dice a su corazón que comienza a dudar:

Se observa evidentemente que el universo es administrado y dirigido de la manera más ordenada. Hay dos maneras en las que puede ocurrir:

La Primera Manera: Es posible que a pesar de su inmensidad maravillosa, un trabajo tan sorprendente surja a través de un arte maravilloso y de una manera extraña. Entonces, esa manera es que el universo existe a través de la soberanía, la voluntad y el poder de un Único y Eternamente Suplicado, existencia del cual son testigos todos los seres, por cierto, todas las partículas.

La Segunda Manera: Esta es la manera de la incredulidad y de asociar copartícipes con Allah, que no es de ninguna manera posible y es tan difícil que es imposible y en ningún sentido es razonable. Porque como se demostró fehacientemente en muchas partes de Risale-i Nur como en la Carta Veinte y en le Palabra Veintidós, en cada uno de los seres del universo e incluso en cada una de las partículas debería estar presente una divinidad absoluta y un conocimiento abarcativo y un poder infinito para que el orden total y la regularidad, el equilibrio sensible y la distinción y los bordados de arte perfectos y adornados que se observan en los seres vinieran a la existencia.

En Breve: Si no hubiera una soberanía inmensa y tremenda, que es completamente apropiada y adecuada, necesitaría seguir el camino que es en todo sentido irrazonable y descartado. Incluso Satanás no puede proponer la huída de una inmensidad tan necesaria y adecuada ni sugerir la aceptación de la imposibilidad.

Segundo Punto: Otra de las artimañas importantes de Satanás es evitar que el ser humano admita sus faltas para cerrar el camino de buscar el perdón y refugiarse en Allah. También incita el egoísmo del alma maligna del ser humano, para que el alma maligna se defienda a sí misma como un abogado, simplemente absolviéndose de toda culpa.

Sí, un alma que escucha a Satanás no quiere ver sus propias faltas. Incluso si no las ve, las excusa de cien maneras. Según el misterio de:

وَعَـيْنُ الرِّضَا عَنْ كُلِّ عَيْبٍ كَل۪يلَةٌ, cuando una persona mira con consentimiento a su alma maligna, no ve sus errores. Y porque no los ve, no los admite ni busca el perdón ni se refugia en Allah de ellos, entonces se convierte en un juguete de Satanás. ¿Cómo puede confiarse en el alma maligna cuando un noble profeta como José (p.) dijo:

وَمَٓا اُبَرِّئُ نَفْس۪ى اِنَّ النَّفْسَ لَاَمَّارَةٌ بِالسُّٓوءِ اِلَّا مَا رَحِـﮥَ رَﯹﰝﱎ

La persona que acusa a su alma maligna, ve sus faltas. Y quien admite sus faltas, busca el perdón por ellas. Y quien busca el perdón, se refugia en Allah. Y quien se refugia en Allah, se salva del mal de Satanás. No ver las faltas de uno es una falta mayor que la primera falta. Y no admitir las faltas de uno es un defecto serio. Si alguien ve la falta, deja de ser una falta. Si uno la admite, se vuelve merecedor de perdón.

Tercer Punto: Una artimaña satánica que corrompe la vida de la sociedad es esta: no ver todas las virtudes de un creyente por un solo punto malo. La gente injusta que presta atención a esta artimaña de Satanás es de esta manera hostil hacia los creyentes. Sin embargo, cuando Allah Todopoderoso pesa las obras con absoluta justicia en la balanza suprema en el Juicio Final, Él juzgará según el predominio de las buenas obras sobre las malas y viceversa. Viendo que las causas de las malas obras son numerosas y que su existencia es fácil, a veces Él cubre numerosas malas obras con una sola obra buena.

Es decir, en este mundo se debería juzgar según la justicia Divina. Si los buenos puntos de una persona son más grandes con respecto a la cualidad o la cantidad que sus puntos malos, es merecedora de amor y respeto. Por cierto, se debe ver con una mirada de perdón numerosos puntos malos por una sola virtud loable. Sin embargo, debido a la vena de tiranía de su naturaleza, por los dictámenes de Satanás, la persona perdona los cientos de otras virtudes por un solo punto malo; es hostil hacia su hermano creyente y comete pecados. Tal como el ala de una mosca que cubre el ojo oculta una montaña, así también, el velo del odio hace que el ser humano oculte virtudes tan grandes como una montaña debido a un solo mal como un ala de una mosca; él los olvida, es hostil hacia su hermano creyente y se vuelve una herramienta de corrupción en la vida de la sociedad. Por medio de otra artimaña parecida a esta, Satanás corrompe la salud del pensamiento del ser humano. Él afecta el sano juicio en relación a las verdades de la fe y daña la rectitud de pensamiento. Es así:

Él desea destruir el juicio de cientos de evidencias que demuestran una verdad de la fe con una pequeña indicación que la refuta. Mientras que es un principio establecido que “una persona que prueba es superior a muchas que niegan”. La afirmación de un testigo que demuestra un reclamo es preferible a cien personas que lo niegan. Considera esta verdad por medio de la siguiente comparación:

Hay un palacio con cien puertas cerradas. Si una de esas puertas se abre, al palacio se puede entrar y todas las puertas se abrieron. Si todas las puertas están abiertas y una o dos se cierran, no se puede decir que al palacio no se puede entrar.

Así, las verdades de la fe son el palacio. Cada evidencia es una llave; demuestra las verdades y abre una puerta. Si una de las puertas queda cerrada, las verdades de la fe no pueden abandonarse ni negarse. Satanás, sin embargo, como consecuencia de algunas causas o por medio de la negligencia o la ignorancia, señala una puerta que ha permanecido cerrada, así haciendo que una persona no considere todas las evidencias positivas. Él engaña a la persona diciéndole: “Mira, a este palacio no se puede entrar. Tal vez no es un palacio y tal vez no hay nada adentro”.

¡Oh, ser humano desdichado afligido por las artimañas de Satanás! Si quieres que la vida de la religión y de la sociedad y la vida personal sean saludables y, si quieres integridad de pensamiento, una mirada sana y la rectitud del corazón, pesa tus acciones y pensamientos en la balanza de los asuntos indiscutibles del Corán y del equilibrio de la Sunna del Profeta (PyB). Siempre toma el Corán y la Sunna como tu guía. ¡Di:

اَعُوذُ بِاللّٰهِ مِنَ الشَّيْطَانِ الرَّج۪يمﭭ   y busca refugio en Allah Todopoderoso!

Las trece Indicaciones mencionadas son trece llaves. ¡Úsalas para abrir la puerta de la fortaleza fortificada de la última Sura del Corán de Milagrosa Exposición, el detalle y la fuente de اَعُوذُ بِاللّٰهِ مِنَ الشَّيْطَانِ الرَّج۪يمﭭ  :

اَسْتَع۪يذُ بِاللّٰهِ بِسْمﭭ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّح۪يمﭭ
قُلْ اَعُوذُ بِرَبِّ النَّاسِ ﱳ مَلِكِ النَّاسِ ﱳ اِلٰهِ النَّاسِ ﱳ مِنْ شَرِّ الْوَسْوَاسِ الْخَنَّاسِ ﱳ اَلَّذ۪ى يُوَسْوِسُ ﯺﰍ صُدُورِ النَّاسِ ﱳ مِنَ الْجِنَّةِ وَالنَّاسِ  ﱳ

entra en este fuerte seguro y encuentra la seguridad!

سُبْحَانَكَ لَا عِلْمَ لَنَٓا اِلَّا مَا عَلَّمْتَنَاﮈ  اِنَّكَ اَنْتَ الْعَلِيمُ الْحَك۪ــيمُ
وَقُلْ رَبِّ اَعُوذُ بِكَ مِنْ هَمَزَاتِ الشَّيَاط۪ـينﭭ ﱳ وَ اَعُوذُ بِكَ رَبِّ اَنْ يَحْضُرُونِ