DESTELLO VEINTIDÓS

Descargar

Destello Veintidós

بِاسْمِه۪ سُبْحَانَهُ

            Este breve tratado altamente confidencial, que escribí hace veintidós años específicamente para mis hermanos más cercanos, selectos y sinceros mientras estaba en el pueblo de Barla en la Provincia de Esparta, se lo dedico al justo Gobernador de Esparta, al poder judicial y a la policía por su relación con la gente como las autoridades de Esparta. Si es apropiado, se deberían escribir unas copias a máquina con el viejo o el nuevo alfabeto para que quienes me han tenido bajo vigilancia y han estado buscando mis secretos durante estos veinticinco o treinta años puedan saber que no hemos escondido secretos ni nada. ¡Deberían saber que mi secreto más oculto es este tratado!

Said Nursi

Tres Indicaciones

 

[Mientras que es el Tercer Asunto de la Nota Diecisiete del Destello Diecisiete, por su dureza y abarcamiento de las preguntas y por la fuerza y brillantez de las respuestas, esto se incorporó en los Destellos como el Destello Veintidós de la Carta Treinta y Uno. Los Destellos tenían que darle un lugar. Es confidencial y especial para mis hermanos más selectos, sinceros y leales.]

وَمَنْ يَتَوَكَّلْ ﱰ اللّٰهِ فَهُوَ حَسْبُهُ اِنَّ اللّٰهَ بَالِغُ اَمْرِه۪ قَدْ جَعَلَ اللّٰهُ لِكُــلِّ شَيْءٍ قَدْرًا

Este asunto consiste de tres indicaciones.

PRIMERA INDICACIÓN

Una pregunta importante sobre mi persona y Risale-i Nur: Mucha gente pregunta: “A pesar de que usted no se ha mezclado en el mundo de los mundanales, ¿por qué ellos se mezclan con su Más Allá con cada oportunidad, mientras que la ley de ningún gobierno interfiere con los reclusos y la gente que ha abandonado el mundo?”

La Respuesta: La respuesta del Nuevo Said a esta pregunta es el silencio. El Nuevo Said dice: “Que el decreto Divino de la respuesta para mí”. Sin embargo, ya que me veo obligado a hacerlo, la cabeza del Viejo Said, que el Nuevo Said ha pedido prestado, dice: Quienes deberían dar la respuesta a esta pregunta son las autoridades de la Provincia de Esparta y su gente. Porque ellos están mucho más relacionados que yo por el significado que subyace a esta pregunta. Ya que la administración, que consiste de miles de personas, y la gente, que llegan a ser cientos de miles, son obligadas a considerarlo y defenderlo en mi lugar, ¿por qué debería yo hablar con los fiscales sin necesidad y defenderme?

He estado en esta provincia por nueve años y gradualmente estoy dándole mi espalda más y más a su mundo. Ningún aspecto de mi vida ha quedado oculto. Incluso mis tratados más secretos y confidenciales han llegado a manos del gobierno y de algunos diputados. Si yo me hubiera mezclado con los asuntos mundanales, lo cual hubiera provocado la alarma y la ansiedad de los mundanales, o si yo hubiera hecho algún intento de mezclarme, o si hubiera tenido alguna idea de hacerlo, esta provincia y el gobierno local en las ciudades lo hubieran sabido. Pero, a pesar de que he estado bajo su escrutinio y vigilancia durante nueve años y también no he dudado en divulgar mis secretos a quienes me han visitado, las autoridades se han quedado en silencio y no me han molestado. Si hubiera mostrado alguna falta que pudiese haber sido dañina para la felicidad y el futuro de este país y para su pueblo, durante estos nueve años todos, desde el gobernador hasta el jefe de policía del pueblo, hubieran sido responsables. Entonces, para salvarse de esa responsabilidad, están obligados a defenderme frente a quienes convierten toperas en montañas en lo que a mí respecta y convierte las montañas en toperas. En cuyo caso, refiero esta pregunta a ellos para responder.

La razón por la que la gente de esta provincia está mayormente obligada a defenderme a mí más que yo mismo es que con cientos de tratados que han demostrado su efectividad materialmente y de hecho, he trabajado estos nueve años por su vida eterna, la fuerza de la fe y la felicidad en la vida, porque son hermanos, amigos y bienaventurados; y nadie ha sufrido ninguna molestia ni daño en absoluto en nombre de los tratados; y no se ha encontrado ni el más mínimo signo de nada político o mundanal; y, alabado sea Allah, por medio de Risale-i Nur, esta provincia de Esparta ha ganado, con respecto a la fuerza de la fe y la firmeza en la religión, un nivel de bendición parecida a la bendición de Damasco en otras épocas y de al-Azhar en Egipto que es la escuela general del mundo Islámico; y Risale-i Nur ha hecho prevalecer el poder de la fe sobre la indiferencia y el deseo de adoración sobre el vicio en la provincia, y la ha hecho más religiosa que cualquier otra provincia. Ya que este es el caso, toda su gente, incluso creyendo que es irreligiosa, está obligada a defenderme a mí y a Risale-i Nur. Mientras que tienen derechos tan importantes de defensa, mi derecho sin importancia no me conduce a defenderme ahora que careciendo de todo poder, he completado mi deber y, gracias a Allah, miles de estudiantes han trabajado y están trabajando en mi lugar. Alguien con tantos miles de defensores no defiende su propio caso.

SEGUNDA INDICACIÓN

La respuesta a una pregunta crítica.

Los mundanales preguntan: “¿Por qué estás enojado con nosotros? No nos has solicitado ni siquiera una vez y estás en silencio. Te quejas de nosotros amargamente diciendo que somos injustos contigo. Pero nosotros tenemos nuestros principios, tenemos nuestras reglas particulares como lo requiere la época y tú no aceptas que sean aplicados sobre ti. La persona que aplica la ley no es un tirano y la persona que no acepta la ley es un rebelde. Por ejemplo, en esta época de libertad y en nueva era republicana que hemos inaugurado, el principio – sobre la base de la igualdad – de abolir la opresión y subyugación de otros es como si fuera nuestra ley fundamental. Sin embargo, se entiende de tu comportamiento abierto y tu vida atrevida en el período anterior que si al asumir la posición de maestro de religión o de ser austero, intenta poner la mirada pública sobre ti mismo y atraer la atención para asegurar un poder y una posición social fuera de la influencia del gobierno. Esto puede parecer deseable – según la terminología actual – dentro de la tiranía despótica de la burguesía. Pero ya que los principios del socialismo puro y el bolchevismo, que han surgido con el despertar y la supremacía de la gente común, son más acordes a nuestros intereses, los hemos aceptado y tu posición es desagradable para nosotros; se opone a nuestros principios. Por esta razón, tú no tienes derecho a quejarte ni enojarte por la angustia que nosotros te provocamos”.

La Respuesta: Si alguien que abre un nuevo camino en la vida de la sociedad humana no actúa según las leyes naturales que rigen en el universo, no puede tener éxito en las obras benéficas ni en el progreso. Todos sus actos sirven a los intereses del mal y de la destrucción. Ya que las acciones tienen que ser acordes a las leyes naturales, la igualdad absoluta se puede aplicar sólo al cambiar la naturaleza humana y al quitar la sabiduría fundamental de la creación de la humanidad. Sí, de nacimiento y por la manera en que he vivido, soy de la clase de la gente común y soy uno de aquellos que por temperamento e intelectualmente han aceptado el camino de la igualdad de derechos. Y debido a la compasión y justicia que proceden del Islam, soy una persona que por mucho tiempo se ha opuesto y ha trabajado contra el despotismo y la opresión de la clase de elite llamada “burguesía”. En consecuencia, apoyo la justicia total con toda mi fuerza y me opongo a la tiranía, a la opresión, al poder arbitrario y al despotismo.

Sin embargo, la naturaleza humana y la sabiduría que subyace en la humanidad son contrarias a la ley de la igualdad absoluta. Porque, para demostrar Su poder y sabiduría perfecta, el Creador Omnisciente produce muchas cosechas de una sola cosa, hace que muchos libros se escriban en una sola página y hace que muchas funciones se realicen por una sola cosa; y de la misma manera, Él hace que los deberes de miles de especies sean realizadas por la humanidad. Es por este gran misterio que Allah Todopoderoso creó al ser humano con una naturaleza que produciría los brotes de miles de especies y mostraría los niveles de miles de otras especies de seres vivos. Ningún límite se ha puesto en sus poderes, sus facultades sutiles y sentidos como los otros animales; ya que Él lo dejó libre y le dio la capacidad con la que sus sentidos podrían deambular por los niveles interminables, a pesar de que sólo una especie, la humanidad se volvió como miles de especies. Por esta razón, el ser humano se volvió el vicegerente de la tierra, el resultado del universo y el monarca de los seres vivos.

La levadura más importante y el mecanismo que hace surgir la variedad en la humanidad son la competición y la verdadera virtud que resulta de la fe. La virtud sólo puede ser quitada al cambiar a la naturaleza humana, extinguiendo a la razón, matando al corazón y aniquilando el espíritu. Sí, esta época con su tiranía increíble bajo el velo de la libertad merece ser golpeado en el rostro con las siguientes líneas magistrales, que, escritas por una persona muy importante, se han aferrado erróneamente en su rostro, a pesar de que no merecía una bofetada:

 

            No es posible a través de la tiranía e injusticia destruir la libertad;

            Intenta quitar la conciencia, si puedes, de la humanidad.

 

En lugar de estas líneas, yo digo, para golpear al rostro de esta época:

 

            No es posible a través de la tiranía e injusticia destruir la realidad;

            Intenta aniquilar al corazón, si puedes, de la humanidad.

 

O:

 

No es posible a través de la tiranía e injusticia destruir la virtud;

Intenta aniquilar la conciencia, si puedes, de la humanidad.

 

Sí, tal como la virtud que surge de la fe no puede ser la causa de la opresión, así tampoco puede ser la causa del despotismo. La opresión y el despotismo arbitrario indican la ausencia de la virtud. El camino principal en el que la gente virtuosa en particular interfiere en la vida de la sociedad es a través de la impotencia, pobreza y humildad. Todas las alabanzas sean para Allah, mi vida ha pasado en este camino y está pasando por él. No afirmo esto por orgullo, diciendo que yo tengo alguna virtud. Digo lo siguiente como agradecimiento y para dar a conocer una bendición Divina:

A través de Su gracia y munificencia, Allah Todopoderoso me otorgó la virtud de trabajar para las ciencias de la fe y del Corán y comprenderlas. Todas las alabanzas sean para Allah, a lo largo de mi vida he usado esta bendición Divina para el beneficio y la felicidad de la nación musulmana y, tal como en ningún momento lo he usado para dominar ni oprimir a la gente, entonces por una razón importante detesto la atención pública y ser agasajado por la gente, que es buscado por la mayoría de los negligentes; yo huyo de ellos. Veinte años de mi vida anterior se perdieron por esto, entonces los considero dañino para mí. Pero ya que sé que esa atención pública es un signo de que a la gente le gusta Risale-i Nur, no les quita las ganas.

¡Oh, ustedes, cuyo punto de vista se restringe a la vida de este mundo! De ninguna manera me he mezclado en vuestro mundo, ni ha tenido nada que ver con vuestros principios, ni como lo ha testificado mi vida durante estos nueve años de cautiverio, he tenido alguna intención o desea mezclarle en el mundo nuevamente. Entonces, ¿según qué ley y qué sabiduría han infligido esta vigilancia y opresión sobre mí, como si fuera un viejo opresor que estuviera siempre listo para aprovechar o que apoyara la idea de la tiranía y el despotismo? Ningún gobierno del mundo permite ese trato por encima de la ley, ni es recomendado por nadie. No soy sólo yo quien está ofendido por los maltratos que me han impuesto hasta ahora, si supieran, toda la humanidad se disgustaría, ¡e incluso el universo!

TERCERA INDICACIÓN

Una pregunta falaz y loca.

Algunos miembros del poder judicial dicen: “Ya que resides en este país, deberías acatar sus leyes republicanas. Entonces, ¿por qué eludes aquellas leyes bajo la capa de ser un recluso? Por ejemplo, según las leyes presentes del gobierno, te opones a uno de los principios de la república, que se basa en la igualdad, en asumir alguna virtud, algún mérito, fuera de la tarea de uno y a través de ello dominar a algunos de la nación y ejercitar el poder y la influencia. ¿Sin tener una posición oficial, por qué permites que la gente bese tu mano? ¿Por qué asumes una posición promocionándote a ti mismo y queriendo que la gente te escuche?”

La Respuesta: Quienes aplican la ley, pueden aplicarla sobre otros después de haberla aplicado sobre sí mismos. Si ustedes aplican un principio sobre otros que no han aplicado sobre ustedes mismos, están infringiendo y oponiéndose a vuestro propio principio y vuestra ley antes que nadie. Quieren aplicar esta ley de igualdad absoluta sobre mí. Entonces, digo esto:

Cuando un soldado común se eleva al rango social de un mariscal de campo y comparte el respeto y los elogios que la nación le muestra al mariscal de campo, y es el objeto de elogios y respeto igual que él; o cuando un mariscal de campo se vuelve tan común como el soldado y asume la posición humilde del soldado y no retiene ningún valor en absoluto fuera de su tarea; y cuando el comandante militar más brillante que conduce al ejército a la victoria, recibe elogios, respeto y afecto del público al igual que el soldado común más débil; luego, como lo requiere esta ley de igualdad, ustedes pueden decirme: “¡No se llame maestro de religión! ¡No acepte respeto! ¡Niegue su virtud! ¡Sirva a los siervos y acepte a los mendigos como sus amigos!”

Si dicen: “El respeto, la posición social y la atención pública son con respecto a los oficiales y particulares a quienes las realizan cuando las están realizando. Pero si no tienes ninguna posición oficial, entonces no puedes aceptar el respeto de la gente como los oficiales”.

La Respuesta: Si el ser humano consistiera sólo de un cuerpo, fuera a vivir en este mundo por siempre y si la puerta de la tumba se cerrara y la muerte hubiese muerto, sus deberes y funciones hubieran estado limitados a los de los oficiales del ejército y del gobierno, entonces lo que dicen hubiera tenido algún sentido. Pero ya que el ser humano no consiste sólo de un cuerpo, y su corazón, lengua, mente y cerebro no se pueden arrancar para alimentar su cuerpo; no pueden ser aniquilados; ellos también deben ser administrados.

Y, ya que la puerta de la tumba no se cierra y, ya que la ansiedad del futuro más allá de la tumba es la cuestión más importante para cada persona, entonces los deberes basados en el respeto y la obediencia de la nación no se restringen a los deberes sociales, políticos y militares que miran hacia su vida mundanal. Sí, tal como es un deber darles un pasaporte a quienes viajan al exterior, así también es un deber darles un pasaporte a quienes viajan a la eternidad y darles una luz para ese camino oscuro; no existe otro deber más importante. Es un deber que se puede negar sólo al negar la muerte y desmentir el testimonio de los treinta mil testigos que todos los días ponen sus firmas con los sellos de sus cuerpos sobre la afirmación de “la muerte es una realidad”.

Ya que existen deberes espirituales basados en las necesidades espirituales obligatorias, y los más importantes de esos deberes son el pasaporte para el viaje a la eternidad, la linterna del corazón en la oscuridad del Reino Intermedio, la fe, la llave de la felicidad eterna y la instrucción de la fe y su fortalecimiento, por cierto los educados que realicen esos deberes no contarán como nada con ingratitud las bendiciones Divinas otorgadas sobre ellos y las virtudes que surgen de la fe y así descender al nivel de pecadores y disolutos. No se ensuciarán con las innovaciones y vicios de los inferiores. Así, la soledad que no les agrada y crea que es inequidad es por esto.

Además de esta verdad, digo lo siguiente, no a quienes como ustedes que me atormentan y me molestan con tormentos, y que con egoísmo y romper la ley de la igualdad son tan soberbios como el Faraón – porque se cree que la humildad ante los arrogantes es humillación, entonces uno no debería ser humilde ante ellos – más bien se lo digo a los imparciales, los modestos y los justos: Todas las alabanzas sean para Allah, yo conozco mis faltas y mi impotencia. No quiero arrogantemente ninguna posición superior a los musulmanes. Siempre estoy conciente de mis interminables faltas y de mi absoluta insignificancia. Encontrando consuelo al buscar el perdón Divino, no quiero respeto de la gente sino sus rezos. Considero que todos mis amigos saben que este es mi camino. Sin embargo, durante el servicio del Sabio Corán, el momento de la lección de las verdades de la fe, preservando la dignidad y el orgullo del conocimiento que ese rango requiere, en nombre de esas verdades, por el honor del Corán y para no inclinarse ante los extraviados, temporariamente asumo esa postura digna. ¡No creo que las leyes de los mundanales puedan oponerse a estos puntos!

 

Un Trato Sorprendente

Es bien sabido que en todas partes la gente de conocimiento juzga según el conocimiento y el aprendizaje. Por amor a su profesión, en quien sea y donde sea que encuentren conocimiento y aprendizaje, alimentará la amistad y el respeto por esa persona. Incluso si un profesor de un país enemigo visita este país, la gente de conocimiento lo visitará por respeto a su conocimiento y aprendizaje y le ofrecerá sus respetos.

Sin embargo, cuando el concejal más educado de los ingleses pidió una respuesta de seiscientas palabras a seis preguntas que le hicieron a la oficina del Sheik, un erudito y maestro que se había reunido sin respeto por las autoridades de educación aquí, respondió esas seis preguntas con seis palabras que se recibieron con aprobación y respondió con verdadero conocimiento y aprendizaje los principios más básicos de los europeos y sus filósofos y los derrotó. A través de la fuerza que recibió del Corán, desafió a esos filósofos europeos. Y en Estambul, seis meses antes de la proclama de la Segunda Constitución, invitó a los eruditos religiosos y a los eruditos de las ciencias modernas a debatir y él mismo sin hacer ninguna pregunta, respondió con absoluta exactitud sin excepción todas las preguntas que le hicieron[1]. Quienes le han provocado mucha angustia a este erudito y maestro – que había dedicado toda su vida para la felicidad de esta nación, habiendo publicado cientos de tratados en el propio idioma turco de la gente para iluminarlos, es un ciudadano, un correligionario, un amigo y un hermano – quienes han alimentado la enemistad hacia él y por cierto han sido irrespetuosos con él, han sido algunos miembros del establecimiento educativo y también algunos maestros de religión oficiales. ¿Qué tienes que decir de esto? ¿Esto es civilización? ¿Esto es alentar a la educación? ¿Esto es patriotismo? ¿Esto es amor por la nación? ¿Esto es republicanismo? ¡Que Allah no lo permita! ¡No es nada de esto! Más bien es que el decreto Divino mostró hostilidad donde este erudito y maestro esperaba amistad, para que la hipocresía no se mezclara con su aprendizaje debido al respeto y pudiera obtener sinceridad.

 

Conclusión

 

Un asalto que desde mi punto de vista fue sorprendente, pero fue la causa de agradecimiento.

Los mundanales, que son extraordinariamente egoístas, son tan sensibles en su egoísmo que si hubiera sido conciente, hubiera alcanzado el nivel de keramet o de gran genialidad. El asunto en cuestión fue este:

Con el equilibrio sensible de su egoísmo, perciben en mí un pequeño egoísmo hipócrita que yo no había percibido con mi alma ni con mi mente y de manera violenta lo confrontan. Durante estos ocho o nueve años he experimentado las siguientes ocho o nueve veces: después de que me trataron injustamente, he considerado el decreto Divino y busqué los trucos de mi alma maligna, preguntándome por qué han venido a molestarme. Cada vez he comprendido que mi alma maligna se ha inclinado inconsciente y naturalmente al egoísmo o bien me ha engañado deliberadamente. Entonces, después he dicho que el decreto Divino ha actuado con justicia conmigo dentro de la injusticia de aquellos tiranos.

Por ejemplo, ese verano mis amigos me montaron sobre un buen caballo y lo cabalgué por el campo. Un deseo egoísta de placer se despertó en mí sin que yo me diera cuenta de ello y los mundanales se opusieron a mi deseo oculto tan violentamente que lo destruyeron a él y a mi apetito por muchas otras cosas. Incluso, por ejemplo, después de Ramadán y de aprender el elogio hecho sobre nosotros por uno de los imámes más grandes y cercanos a Allah de otras épocas a través de su keramet que penetraba lo Oculto y, enfrentándome con la devoción y sinceridad de mis hermanos, y el respeto y la buena opinión de las visitas, sin darme cuenta, mi alma maligna orgullosamente quiso asumir una posición hipócrita bajo el velo de ser agradecido. De repente con su sensibilidad infinita y de una manera en la que las partículas de hipocresía se podían sentir, los mundanales me atacaron. Agradezco a Allah Todopoderoso que su tiranía fue un medio para que yo obtenga sinceridad.

وَقُلْ رَبِّ اَعُوذُ بِكَ مِنْ هَمَزَاتِ الشَّيَاط۪ـينﭭ ﱳ وَاَعُوذُ بِكَ رَبِّ اَنْ يَحْضُرُونِ

اَللّٰهُمَّ يَا حَافِظُ يَاحَف۪يظُ يَا خَيْرَ الْحَافِظ۪ـينﭯ، اِحْفَظْـﰽﱎ وَاحْفَظْ رُفَقَائ۪ى مِنْ شَرِّ النَّفْسِ وَالشَّيْطَانِ وَمِنْ شَرِّ الْجِنِّ وَالْاِنْسَانِ وَمِنْ شَرِّ اَهْلِ الضَّلَالَةِ وَاَهْلِ الطُّغْيَانِ اٰم۪ـينﭯ اٰم۪ـينﭯ اٰم۪ـينﭯ
سُبْحَانَكَ لَا عِلْمَ لَنَٓا اِلَّا مَا عَلَّمْتَنَاﮈ اِنَّكَ اَنْتَ الْعَل۪يمُ الْحَك۪ــيمُ

 

[1] El Nuevo Said dice: No concuerdo con las palabras dichas aquí con orgullo por el Viejo Said, pero no puedo silenciarlo ya que le he dado la palabra en este tratado. Pensando “déjalo mostrar un poco de egoísmo ante los egoístas”, me quedo en silencio.