PALABRA UNO

Descargar

Bismillahirrahmanirrahim

بِسْمِ اللَّهِ الرَّحْمَنِ الرَّحِيمِ

وَ بِهِ نَسْتَعِينُ

اَلْحَمْدُ لِلَّهِ رَبِّ الْعَالَمِينَ وَ الصَّلاَةُ وَ السَّلاَمُ عَلَى سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَ عَلَى

اَلِهِ وَ صَحْبِهِ اَجْمَعِينَ

 [¡Hermano!; me pediste algunos consejos. Entonces escucha algunas verdades incluidas en estas ocho historias; como tú eres un soldado, están  escritas en forma de comparaciones relacionadas con la vida militar. Considero que mi propia alma necesita consejo más que cualquier otra, es por ello que una vez puse en mi alma un poco largamente/extensamente Ocho Palabras inspiradas en ocho aleyas del Corán con las que recibí muchos beneficios. Ahora dirigiré a mi alma hacia ti con estas mismas Palabras, pero brevemente y en un lenguaje de fácil comprensión. Quien quiera que lo desee puede escucharlo junto a mí.]

Palabra Uno

Bismillah, con la cual se comienzan todas las cosas buenas. Nosotros también empezaremos con esto. ¡Oh Alma mía!, debes saber que como esta oración bendita es un lema del Islam. , también Se recita constantemente por todos los seres a traves de sus estados. , cada uno a través de su estado.

Si tú quieres la fuerza inagotable que existe en ella y saber cuán  infinita fuente de bendición es Bismillah, escucha la siguiente historia que dice así:

Se necesita para una persona que viaja a través de los desiertos de Arabia, lejos de la civilización, viajar en nombre de un jefe tribal y estar bajo su protección. Si una persona hace un viaje a través de los desiertos de Arabia, lejos de la civilización, tiene que viajar en nombre de un jefe tribal para estar bajo su protección; de esta forma estará a salvo de los asaltos de los bandidos y proveerá sus necesidades. se asegurará recursos para  sus necesidades. Viajar por su cuenta, lo haría perecer ante innumerables enemigos y necesidades.

El relato dice que dos hombres hicieron tal viaje y se adentraron en el desierto. Uno de ellos era modesto y humilde, mientras que el otro era orgulloso y vanidoso. El hombre humilde viajó en nombre de un jefe tribal, mientras que el orgulloso no lo hizo. El primero viajó a salvo por todos los lugares que recorrió. Si encontraba bandidos decía: “Estoy viajando en el nombre de tal o tal jefe tribal,”  y se alejaban y no podian molestarlo. no lo molestaban. Si llegaba a moradas ajenas, era tratado respetuosamente debido al nombre de su jefe. En cambio el  vanidoso, sufrió durante su viaje tantas calamidades que sería difícil describirlas. Tembló ante cada situación y mendigó por todo. Fue humillado y llegó a ser objeto de desprecio.

Entonces, ¡Honrosa Alma Mía! Tú eres el viajero y este mundo es el desierto. Tu pobreza e impotencia no tienen límites. Tus enemigos y necesidades son interminables. Por esto, colócate bajo la protección del nombre del Malik-i Ebedi y Hakim-i Ezeli Señor Soberano del desierto que es Omnipresente, y serás salvado de mendigar ante todo el universo y de temblar ante cada acontecimiento.

Sí, esta palabra es un tesoro tan bendito que tu impotencia y pobreza infinita te conecta a un poder infinito y misericordia, en el tribunal de Kadir-i Rahim hace la impotencia y pobreza como un intercesor más aceptable. Debido a tu gran impotencia y pobreza, esta frase que por supuesto es un tesoro bendito, te permite acceder a un poder y una misericordia infinita. Estas limitaciones que tienes, te convierten en un intercesor más aceptable en el Tribunal del Clemente y Único Todopoderoso. La persona que actúa con esta palabra diciendo: “En el Nombre de Allah,” es como alguien que se enrola en el ejército. Actúa en el nombre del gobierno ejército;  no tiene miedo de nadie; dice: ” en el nombre de la ley y en el nombre del gobierno” realiza cualquier tarea, resite ante todo. habla, realiza cualquier tarea, y lo resiste todo en el nombre de la ley y en el nombre de la fuerza a la que pertenece.

Al principio mencionamos que todos los seres dicen: Bismillah, a través de su estado. ¿No es así?

Sí. Si tú vieses que una sola persona ha venido y se ha llevado por la fuerza a todos los habitantes de una ciudad a un lugar y los ha obligado a trabajar, estarías seguro de que no ha actuado en su propio nombre y a través de su propio poder, sino que debe ser un soldado actuando en  nombre del gobierno y apoya al poder de un rey.  bajo el amparo del poder de un sultán para realizar esa acción.

De la misma forma, todas las cosas actúan en Nombre de Cenab-i Hakk Allah.  Las semillas y los granos, siendo los más pequeños, llevan sobre sus cabezas el desafío de convertirse en grandes árboles; levantan pesadas cargas como montañas. Es decir que cada árbol dice todos los árboles expresan: Bismillah”, llenando sus manos ramas con los frutos del tesoro de la Misericordia y de esta forma, se ofrecen a nosotros. Cada huerta dice: Bismillah” y se convierte en recipiente de la cocina del Divino Poder en la cual se preparan numerosas variedades de diferentes comidas deliciosas. Cada animal bendito como vaca, camello, oveja y cabra dice: Todos los animales benditos como las vacas, camellos, ovejas, y cabras, dicen: Bismillah” y se convierte en una fuente se convierten en fuentes de leche mediante la abundante Misericordia, ofreciéndonos en Nombre del Rezzak Proveedor el más delicado y puro alimento que es para nosotros como el agua de vida. Las raíces y las venas ramas de cada planta, hierba y árbol todas las plantas, hierbas y árboles, frágiles como la seda, dicen: Bismillah” y perforan y pasan a través de la roca y tierra dura. las grandes rocas y de la tierra. Dice “en Mencionando el Nombre de Allah, el Nombre del Rahmân”, cada cosa está subyugada a él.

Las raíces extendidas a través de las rocas y  la tierra dura producen frutos de la misma forma y con la misma facilidad que las ramas extendidas a través del aire. Las delicadas hojas verdes mantienen su humedad contra elevadas temperaturas durante meses,  y dan una bofetada a los naturalistas y les meten el dedo en sus ojos ciegos, diciendo:

“Incluso el calor y la dureza del clima, en los que tú más confías, están bajo una orden. Ya que como la vara de Moisés, cada una de esas frágiles venas suaves como seda ramas obedeciendo aceptan la orden de,

فَقُلْنَا اضْرِـبْـ بِعَصَاـكَـ الْحَجَرَ, y parten partió la roca.

Así las delicadas hojas finas como papel de cigarro recitan la aleya,

يَانَارُكُونِىبَرْدًاوَسَلاَمًا contra el calor que dispersa fuego del fuego, cada una de ellas como miembros de Abraham (P).

Ya que todas las cosas creadas expresan espiritualmente interiormente Bismillah”, y en nombre de Allah, llevando sus bendiciones/otorgamientos nos dan a nosotros,  obtienen la gracia de Allah en Su Nombre, y de esta forma nos la dan, nosotros también tenemos que decir: Bismillah” Deberíamos dar en el Nombre de Allah, y recibir todas las cosas en el Nombre de Allah. Entonces, no debemos tomar de las personas negligentes que no nos dan en nombre de Allah. Y no ser como los necios que no quieren dar en Nombre de Allah.

Pregunta: Nosotros retribuimos a quienes nos brindan un servicio. Entonces, ¿qué desea Allah, Quien es el verdadero dueño de todo, recibir de nosotros?

Respuesta: El Mün’im Otorgador Verdadero de Bendiciones, a cambio de los bienes y  otorgamientos valiosos  Quien nos brinda las más valiosas misericordias y beneficios, el precio que desea de nosotros es tres cosas:

Una es la conmemoración, otra es el agradecimiento y la otra es la reflexión. Decir: Bismillah”,  al comienzo es conmemoración, y, Alhamdulillahal final es agradecimiento. Reconocer y pensar y comprender en aquellas bendiciones, las cuales son valiosas maravillas de arte, milagros del poder del Ehad y Samed y Único y Todopoderoso y pensar en los regalos de Su Misericordia, es reflexión.

No debemos caer en el terrible error de Que nivel de necedad es besar el pie de una persona miserable que trae un regalo valioso de un rey sultán y no reconocer al dueño del regalo a quien realmente te envió el regalo. Sin embargo, es una necedad mil veces peor caer en la necedad de alabar y amar la fuente aparente de otorgamientos/bendiciones y olvidar al Mün’im Verdadero Dueño de las Bendiciones.

¡Oh Alma mía!, si no quieres ser tan necio como en el ejemplo anterior, da en Nombre de Allah, recibe en nombre de Allah, comienza en nombre de Allah y actúa en nombre de Allah. Y eso es todo.

* * *

 

La Segunda Estación del Destello Catorce

(Se ha incluido aquí por su relevancia.)

Esta se ocupa de seis de los miles de misterios contenidos en   ﭡ

NOTA: Una luz brillante de la parte del aleya Bismillahir Rahmanir Rahim, relacionada con la Misericordia Divina se apareció desde lejos ante mi mente apagada. Quise grabarla para mi mismo en forma de notas, y cazarla y capturarla, y circunscribir la luz con veinte o treinta misterios. Pero desafortunadamente no pude hacerlo en este momento y los veinte o treinta misterios se redujeron a cinco o seis.

Cuando digo: “¡Oh, hombre!”, me refiero a mi propia alma. Y mientras que esta lección está dirigida particularmente a mi propia alma, me refiero a ella como la Segunda Estación del Destello Catorce para que lo aprueben mis hermanos meticulosos, con la esperanza de que pueda beneficiar a aquellos con los que yo estoy conectado espiritualmente y a aquellas almas que son más prudentes que la mía. Esta lección mira hacia el corazón más que la mente, y tiene que ver más con el placer espiritual que con pruebas racionales.

Se mencionarán algunos misterios en esta Estación.

PRIMER MISTERIO: Vi una manifestación de

بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ como sigue: Sobre la faz del universo, la faz de  la Tierra, y el rostro del ser humano hay tres Marcas de Rububiyet Soberanía uno dentro del otro y cada uno mostrando ejemplos del otro.

El primero: Es la Gran Marca de la Divinidad Allah que se manifiesta a través de la asistencia mutua, la cooperación y al abrazarse y corresponderse unos con otros los seres de la totalidad del universo. Esto mira a  بِسْمِ اللّٰهِ mira a esto.

El segundo: Es la Gran Marca de la Misericordia Divina que se manifiesta a través de la similitud mutua y la proporción, el orden, la armonía, el favor y la compasión en la disposición, crianza y administración de las plantas y animales sobre la faz de  la Tierra. Esto atiende a بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ atiende a esto. Luego está la Marca Exaltada de la Compasión Divina, que se manifiesta a través de las sutilezas de la beneficencia divina, los puntos delicados de la clemencia divina, y los rayos de la compasión divina en el rostro de la naturaleza comprensiva del ser humano.

SEGUNDO MISTERIO

Para no abrumar las mentes con la Unidad Divina, que es evidente en la ilimitada multiplicidad de los seres, el Corán de Milagrosa Exposición señala constantemente las manifestaciones de la Unicidad Divina dentro de la Unidad Divina. Por ejemplo, el sol abarca innumerables cosas con su luz. Para considerar la esencia del sol en toda su luz, sería necesario una habilidad conceptual muy extensiva y una mirada abarcativa.

Entonces, no es que el sol sea olvidado, se demuestra en cada objeto brillante por medio de su reflejo. Y de acuerdo con la capacidad de cada uno, todos los objetos brillantes demuestran las cualidades del sol, como su luz y calor, junto con la manifestación de su esencia. Y así como, según la habilidad de cada uno, todos los objetos brillantes muestran al sol junto con todos sus atributos, así también lo hace cada una de las cualidades del sol, como su luz y calor y los siete colores en su luz, que abarcan todas las cosas que miran hacia él.

Y de la misma manera, وَلِلّٰهِ الْمَثَلُ اْلاَعْلَ- pero que no haya ningún error en la comparación – así como la Unicidad y Samediyet Divina y el Adorado Eternamente tienen una manifestación junto con todos los Nombres Divinos en cada cosa todo, en los seres vivos en particular, y en especial en el espejo del ser humano como esencia, así también a través de la Unidad Divina cada uno de los Nombres Divinos conectados a los seres abarca a todos los seres. Así, para no abrumar a las mentes con la Unidad Divina ni que el corazón se olvide la Esencia Más Pura y Sagrada, el Corán constantemente pone frente a nuestros ojos la Marca de la Unicidad Divina dentro de la Unidad Divina. Y eso es

بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ que señala los tres puntos importantes de la Marca.

TERCER MISTERIO

Lo que hace que este ilimitado universo se regocije es claramente la Misericordia Divina. Y lo que ilumina a estos seres oscuros es obviamente otra vez la Misericordia Divina. Y lo que alimenta y hace crecer a los seres que luchan dentro de esas infinitas necesidades es obviamente otra vez la Misericordia Divina. Y lo que hace que todo el universo se vuelva hacia el ser humano, como un árbol con todas sus partes se vuelve hacia sus frutos, y hace que lo vea y corra en su ayuda es claramente la Misericordia Divina. Y lo que llena e ilumina el infinito espacio y el mundo vacío y vacante y lo hace regocijarse es obviamente la Misericordia Divina. Y lo que designa al ser humano efímero a la eternidad y lo hace destinatario y amado del Ser Eterno es obviamente la Misericordia Divina.

¡Oh, ser humano! Ya que la Misericordia Divina es una verdad amorosa tan ponderosa, que invita, dulce, que ayuda, di:

بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ adhiere a esta verdad y sálvate de la absoluta desolación y de los dolores de las necesidades que nunca acaban. Y acércate al trono del Eterno Monarca, y a través de la compasión y rayos de Misericordia Divina, vuélvete el destinatario, el amigo y amado de ese Monarca.

Ciertamente, para juntar para el ser humano los reinos de los seres del universo dentro de la esfera de la sabiduría, y hacer que ellos se apresuren a cubrir todas sus necesidades con perfecto orden y gracia es claramente una de dos situaciones. O bien cada reino de seres del universo mismo conoce al ser humano y le obedece y corre a ayudarlo, lo cual es completamente irracional, así también es imposible en muchos sentidos que un ser absolutamente impotente como el ser humano tenga el poder del soberano más poderoso y absoluto, o esta ayuda ocurre a través del conocimiento de un Poderoso Absoluto detrás del velo del universo. Es decir, no es que los distintos seres del universo conozcan al ser humano, sino que ellos son las evidencias de Alguien Compasivo y Conocedor que está familiarizado con él y lo conoce.

¡Oh, ser humano! ¡Entra en razones! ¿Es acaso posible que el Glorioso, Que hace que todas las variedades de seres se vuelvan hacia ti y estiren sus manos para ayudarte, y hace que digan: “¡Aquí estamos!” ante tus necesidades; es posible que Él no te conozca, que no esté familiarizado contigo, que no te vea? Ya que Él sí te conoce, Él te informa que te conoce a través de Su Misericordia. Entonces, tú también lo conoces a Él, y con respeto hazle saber que tú Lo conoces, y comprende con certeza que lo que subyuga el vasto universo ante un ser absolutamente débil, absolutamente impotente, absolutamente necesitada, efímera e insignificante como tú, y lo despacha para asistirte es la verdad de la Misericordia Divina, que comprende sabiduría, favor, conocimiento y poder.

Por cierto, una Misericordia como esta requiere de las gracias universales y sinceras, y del respeto serio y genuino.

Por consiguiente, di: بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ, que es el intérprete y la extensión de esas gracias sinceras y ese respeto genuino. Y hazlo para obtener la Misericordia y ser un intercesor en la corte del Más Misericordioso.

Ciertamente, la existencia y la realidad de la Misericordia Divina son tan claras como el sol, así como un tapiz tejido centrado en un punto se forma por el orden y la disposición de los hilos de su tramado que viene en todas direcciones, así también los hilos luminosos se extienden de la manifestación de mil y un Nombres Divinos en la vasta esfera del universo tejen un sello de compasión, un tapiz de clemencia y sello de benevolencia dentro de una Marca de Misericordia que se demuestra a sí misma ante las mentes más brillantes que el sol.

Sí, el Bello Misericordioso, Que ordena el sol y la luna, los elementos y los minerales, las plantas y animales como el tramado de un tapiz tejido a través de los rayos de Sus mil y un Nombres, y hace que ellos sirvan para la vida; y demuestra Su compasión a través de la compasión de todas las madres sumamente dulces y abnegadas, de las plantas y de los animales; y subyuga a los seres vivos a la vida humana, demuestra la importancia del ser humano y una delicadísimo y amoroso tapiz grande de soberanía divina, y manifiesta Su más brillante Misericordia, ante Su propia absoluta falta de necesidad, ciertamente había hecho de Su Misericordia un intercesor aceptable para los seres vivos y los seres humanos.

Sí, el Bello Misericordioso, Que ordena el sol y la luna, los elementos y los minerales, las plantas y animales como el tramado de un tapiz tejido a través de los rayos de Sus mil y un Nombres, y hace que ellos sirvan para la vida; y demuestra Su compasión a través de la compasión de todas las madres sumamente dulces y abnegadas, de las plantas y de los animales; y subyuga a los seres vivos a la vida humana, demuestra la importancia del ser humano y una delicadísimo y amoroso tapiz grande de soberanía divina, y manifiesta Su más brillante Misericordia, ante Su propia absoluta falta de necesidad, ciertamente había hecho de Su Misericordia un intercesor aceptable para los seres vivos y los seres humanos.

Sí, tal como sobre la faz de  la Tierra hay semejante Sello de Misericordia y Marca de Unicidad Divina, así también en el rostro de la naturaleza humana está la Marca de la Misericordia Divina que no es inferior a la Marca de Compasión y a la vasta Marca de Misericordia sobre la faz del universo. Simplemente, el ser humano posee una comprensión como si fuera un punto para focalizar mil y un Nombres Divinos.

¡Oh, ser humano! ¿Es acaso posible que Quien te da este rostro, y le pone semejante Marca de Misericordia y Sello de Unicidad te dejara librado a tus propios recursos, sin adjudicarte importancia alguna, sin prestar atención a tus acciones, haciendo que todo el universo, que se vuelve hacia ti, sea inútil y sin sentido, y haciendo que el árbol de la creación se pudra y sea insignificante con fruta descompuesta? ¿Haría que Su Misericordia fuera negada, que es tan obvia como el sol, y que Su Sabiduría, que es tan clara como la luz, ninguna de las que se puede negar de ninguna manera, si son deficientes de ninguna manera? ¡Allah no lo permita!

Sí, tal como sobre la faz de  la Tierra hay semejante Sello de Misericordia y Marca de Unicidad Divina, así también en el rostro de la naturaleza humana está la Marca de la Misericordia Divina que no es inferior a la Marca de Compasión y a la vasta Marca de Misericordia sobre la faz del universo. Simplemente, el ser humano posee una comprensión como si fuera un punto para focalizar mil y un Nombres Divinos.

¡Oh, ser humano! ¿Es acaso posible que Quien te da este rostro, y le pone semejante Marca de Misericordia y Sello de Unicidad te dejara librado a tus propios recursos, sin adjudicarte importancia alguna, sin prestar atención a tus acciones, haciendo que todo el universo, que se vuelve hacia ti, sea inútil y sin sentido, y haciendo que el árbol de la creación se pudra y sea insignificante con fruta descompuesta? ¿Haría que Su Misericordia fuera negada, que es tan obvia como el sol, y que Su Sabiduría, que es tan clara como la luz, ninguna de las que se puede negar de ninguna manera, si son deficientes de ninguna manera? ¡Allah no lo permita!

CUARTO MISTERIO

Declarar: اِيَّاكَ نَعْبُدُ ante la manifestación de la Unidad Divina dentro de la ilimitada multiplicidad no es suficiente para todos; la mente se distrae. Es necesario tener un corazón tan amplio como el globo terráqueo para observar al Uno y Único detrás de la unidad de la totalidad de los seres, y decir:اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ. Como consecuencia de esto, y para que el Sello de la Unicidad Divina sea evidente en cada especie y reino de seres, tal como se muestra con claridad sobre los objetos individuales, y que deben recordar al Uno y Único, así también se muestra dentro de la Marca de la Misericordia Divina. Así, todos en cada nivel pueden volverse hacia el Más Puro y Sagrado, y dirigirse a Él directamente al decir: اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ, para expresar este poderoso misterio y señalar con claridad el Sello de la Misericordia Divina que el Sabio Corán menciona de repente la más pequeña esfera y el tema más particular cuando describe la más vasta esfera del universo, por ejemplo, la creación de los cielos y de  la Tierra. Y para que la mente no se distraiga, ni el corazón se ahogue, y para que el espíritu pueda encontrar directamente su Verdadero Objeto de Adoración, abre el tema de la creación y la voz del ser humano, y los detalles sutiles de las bendiciones y de la sabiduría de sus características, por ejemplo, al tiempo que menciona la creación de los cielos y de  la Tierra. Esta aleya demuestra esta verdad de un modo milagroso:

وَمِنْ اٰيَاتِهِ خَلْقُ السَّمٰوَاتِ وَاْلاَرْضِ وَاخْتِلاَفُ اَلْسِنَتِكُمْ وَ اَلْوَانِكُمْ

Ciertamente, entre los innumerables seres y una infinita multiplicidad, hay tipos y grados de Marcas de la Unidad Divina como círculos concéntricos desde la Marca más grande hasta la más pequeña. Pero sin importar lo claro que es la Unidad, aún así es una unidad dentro de la multiplicidad. No puede verdaderamente dirigirse a los observadores. Es por esto que debe haber una Marca de Unicidad Divina detrás de la Unidad. Para que la Unidad no recuerde la multiplicidad, y directamente ante el Más Puro y Sagrado se pueda abrir un camino hacia el corazón.

CUARTO MISTERIO

Declarar: اِيَّاكَ نَعْبُدُ ante la manifestación de la Unidad Divina dentro de la ilimitada multiplicidad no es suficiente para todos; la mente se distrae. Es necesario tener un corazón tan amplio como el globo terráqueo para observar al Uno y Único detrás de la unidad de la totalidad de los seres, y decir:اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ. Como consecuencia de esto, y para que el Sello de la Unicidad Divina sea evidente en cada especie y reino de seres, tal como se muestra con claridad sobre los objetos individuales, y que deben recordar al Uno y Único, así también se muestra dentro de la Marca de la Misericordia Divina. Así, todos en cada nivel pueden volverse hacia el Más Puro y Sagrado, y dirigirse a Él directamente al decir: اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ, para expresar este poderoso misterio y señalar con claridad el Sello de la Misericordia Divina que el Sabio Corán menciona de repente la más pequeña esfera y el tema más particular cuando describe la más vasta esfera del universo, por ejemplo, la creación de los cielos y de  la Tierra. Y para que la mente no se distraiga, ni el corazón se ahogue, y para que el espíritu pueda encontrar directamente su Verdadero Objeto de Adoración, abre el tema de la creación y la voz del ser humano, y los detalles sutiles de las bendiciones y de la sabiduría de sus características, por ejemplo, al tiempo que menciona la creación de los cielos y de  la Tierra. Esta aleya demuestra esta verdad de un modo milagroso:

وَمِنْ اٰيَاتِهِ خَلْقُ السَّمٰوَاتِ وَاْلاَرْضِ وَاخْتِلاَفُ اَلْسِنَتِكُمْ وَ اَلْوَانِكُمْ

Ciertamente, entre los innumerables seres y una infinita multiplicidad, hay tipos y grados de Marcas de la Unidad Divina como círculos concéntricos desde la Marca más grande hasta la más pequeña. Pero sin importar lo claro que es la Unidad, aún así es una unidad dentro de la multiplicidad. No puede verdaderamente dirigirse a los observadores. Es por esto que debe haber una Marca de Unicidad Divina detrás de la Unidad. Para que la Unidad no recuerde la multiplicidad, y directamente ante el Más Puro y Sagrado se pueda abrir un camino hacia el corazón.

CUARTO MISTERIO

Declarar: اِيَّاكَ نَعْبُدُ ante la manifestación de la Unidad Divina dentro de la ilimitada multiplicidad no es suficiente para todos; la mente se distrae. Es necesario tener un corazón tan amplio como el globo terráqueo para observar al Uno y Único detrás de la unidad de la totalidad de los seres, y decir:اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ. Como consecuencia de esto, y para que el Sello de la Unicidad Divina sea evidente en cada especie y reino de seres, tal como se muestra con claridad sobre los objetos individuales, y que deben recordar al Uno y Único, así también se muestra dentro de la Marca de la Misericordia Divina. Así, todos en cada nivel pueden volverse hacia el Más Puro y Sagrado, y dirigirse a Él directamente al decir: اِيَّاكَ نَعْبُدُ وَ اِيَّاكَ نَسْتَعِينُ, para expresar este poderoso misterio y señalar con claridad el Sello de la Misericordia Divina que el Sabio Corán menciona de repente la más pequeña esfera y el tema más particular cuando describe la más vasta esfera del universo, por ejemplo, la creación de los cielos y de  la Tierra. Y para que la mente no se distraiga, ni el corazón se ahogue, y para que el espíritu pueda encontrar directamente su Verdadero Objeto de Adoración, abre el tema de la creación y la voz del ser humano, y los detalles sutiles de las bendiciones y de la sabiduría de sus características, por ejemplo, al tiempo que menciona la creación de los cielos y de  la Tierra. Esta aleya demuestra esta verdad de un modo milagroso:

وَمِنْ اٰيَاتِهِ خَلْقُ السَّمٰوَاتِ وَاْلاَرْضِ وَاخْتِلاَفُ اَلْسِنَتِكُمْ وَ اَلْوَانِكُمْ

Ciertamente, entre los innumerables seres y una infinita multiplicidad, hay tipos y grados de Marcas de la Unidad Divina como círculos concéntricos desde la Marca más grande hasta la más pequeña. Pero sin importar lo claro que es la Unidad, aún así es una unidad dentro de la multiplicidad. No puede verdaderamente dirigirse a los observadores. Es por esto que debe haber una Marca de Unicidad Divina detrás de la Unidad. Para que la Unidad no recuerde la multiplicidad, y directamente ante el Más Puro y Sagrado se pueda abrir un camino hacia el corazón.

Por cierto, como hemos explicado antes, tal como el Nombre Divino del Misericordioso está de manifiesto a través de los rayos de mil y un Nombres en la faz del universo, y es evidente a través de las innumerables manifestaciones de la soberanía absoluta de Allah en la faz de  la Tierra, así también es la completa manifestación del Nombre de Misericordioso, evidente en una pequeña medida en la forma comprensiva del ser humano, como en la faz de  la Tierra y en la faz del universo.

Otra indicación es que las evidencias del Necesariamente Existente de lugares de manifestación como los seres vivos y el ser humano, que son pruebas y espejos del Misericordioso y Compasivo, son tan certeras, claras y obvias como se puede decir de un espejo que brilla con los reflejos de la imagen del sol: “Ese espejo es el sol”, indicando la claridad de su brillo y evidencia, así también se ha dicho y se puede decir: “El ser humano es a la manera del Misericordioso”, indicando la claridad de su evidencia y lo completo de su conexión. Es como una consecuencia de este misterio que el más moderado de aquellos que creyeron en ‘la unidad de la existencia’ dijeron: “No existe nada más que Él”, como modo de expresar la claridad de esta evidencia y perfección de conexión.

اَللّٰهُمَّ يَا رَحْمٰنُ يَا رَحِيمُ بِحَقِّ بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ اِرْحَمْنَا كَمَا يَلِيقُ بِرَحِيمِيَّتِكَ وَ فَهِّمْنَا اَسْرَارَ بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ كَمَا يَلِيقُ بِرَحْمَانِيَّتِكَ اٰمِينَ

SEXTO MISTERIO

¡Oh, ser humano infeliz que luchas dentro de las innumerables impotencias y deseos! Debes entender qué medio tan invaluable e intercesor aceptable es la Misericordia Divina, porque la Misericordia Divina es el medio para la Soberanía Gloriosa en Cuyo ejército tanto las estrellas como las partículas diminutas sirven juntas en perfecto orden y obediencia. El Glorioso y Soberano Eterno es autosuficiente, Él no tiene absolutamente ninguna necesidad.

Él es rico sin límite, sin necesitar de ninguna manera del universo y de los seres. Todo el universo está bajo sus órdenes y su dirección, absolutamente obediente bajo Su majestuosidad y grandeza, sumiso ante Su sublimidad. ¡Eso es la Misericordia Divina para ti, oh, ser humano! Te eleva hasta la presencia del Único que no necesita nada en absoluto, el Soberano Eterno, y te convierte en Su amigo, destinatario y muy amado siervo. Pero así como no puedes alcanzar el sol, estás lejos de él y no puedes acercarte de ninguna manera a él, a pesar de que la luz del sol te da su reflejo y manifestación por medio de su espejo, de la misma manera estás infinitamente distante del Más Puro y Sagrado, el Sol de la Eternidad, y no puedes acercarte a Él, pero la luz de Su Misericordia te acerca a Él.

Y entonces, ¡oh, ser humano!, quien encuentra esta Misericordia encuentra un tesoro de luz eterna que no falla. Y el modo de encontrarlo es siguiendo las prácticas del Más Noble Profeta (PyB), que fue el ejemplo más brillante y representativo de Misericordia, su lengua más elocuente, y heraldo, y fue descrito en el Corán como ‘una Misericordia para Todos los Mundos’.

Y el medio para esta personificación de Misericordia que es una Misericordia para Todos los Mundos es pronunciar la oración invocando las bendiciones de Allah sobre él. Ciertamente, el significado de esta oración es Misericordia. Como una oración de Misericordia para esa encarnación viviente de Misericordia Divina, es el medio para alcanzar la Misericordia para Todos los Mundos. Entonces, haz de esta oración el medio para la Misericordia para Todos los Mundos y para ti mismo, y a la vez, haz de Él el medio para la Misericordia del Más Misericordioso.

Toda la comunidad musulmana en toda su extensión pronunciando esta oración que es sinónimo de Misericordia por la Misericordia para Todos los Mundos demuestra de un modo brillante qué regalo divino e invaluable es la Misericordia Divina, y qué amplia es su esfera.

Y entonces, ¡oh, ser humano!, quien encuentra esta Misericordia encuentra un tesoro de luz eterna que no falla. Y el modo de encontrarlo es siguiendo las prácticas del Más Noble Profeta (PyB), que fue el ejemplo más brillante y representativo de Misericordia, su lengua más elocuente, y heraldo, y fue descrito en el Corán como ‘una Misericordia para Todos los Mundos’.

Y el medio para esta personificación de Misericordia que es una Misericordia para Todos los Mundos es pronunciar la oración invocando las bendiciones de Allah sobre él. Ciertamente, el significado de esta oración es Misericordia. Como una oración de Misericordia para esa encarnación viviente de Misericordia Divina, es el medio para alcanzar la Misericordia para Todos los Mundos. Entonces, haz de esta oración el medio para la Misericordia para Todos los Mundos y para ti mismo, y a la vez, haz de Él el medio para la Misericordia del Más Misericordioso.

Toda la comunidad musulmana en toda su extensión pronunciando esta oración que es sinónimo de Misericordia por la Misericordia para Todos los Mundos demuestra de un modo brillante qué regalo divino e invaluable es la Misericordia Divina, y qué amplia es su esfera.

Para concluir: Tal como la joya más preciada del tesoro de Misericordia y su portero es el Profeta Muhammad (PyB), así también lo es su primera llave de بِسْمِ اللّٰهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيمِ Y su llave más fácil, la oración para el Profeta (PyB).

اَللّٰهُمَّ بِحَقِّ اَسْرَارِ بِسْمِ اللّٰهِ الرَحْمٰنِ الرَّحِيمِ صَلِّ وَ سَلِّمْ عَلَى مَنْ اَرْسَلْتَهُ رَحْمَةً لِلْعَالَمِينَ كَمَا يَلِيقُ كَمَا يَلِيقُ بِرَحْمَتِكَ وَ بِحُرْمَتِهِ وَ عَلَى اٰلِهِ وَ اَصْحَابِهِ اَجْمَعِينَ وَ ارْحَمْنَا رَحْمَةً تُغْنِينَا بِهَا عَنْ رَحْمَةِ مَنْ سِوَاكَ مِنْ خَلْقِكَ اٰمِينَ

سُبْحَانَكَ لَا عِلْمَ لَنَٓا اِلَّا مَا عَلَّمْتَنَا اِنَّكَ اَنْتَ الْعَل۪يمُ الْحَك۪يمُ

*  *  *

 

 

 

 

 

Palabra Dos